Diario del Juicio Oral

Los Mitos de Cromañon

Newsletter "Que No Se Repita"

Informate de las últimas novedades



Navegación

En línea

En este momento hay 0 usuarios y 54 invitados en línea.

Documento final consensuado familiares tragedia de Once.

Once a 2 años.2
 

Desde hace dos años estamos tratando de aprender algo imposible: convivir con esta tristeza. No podemos, ni podremos vivir con ella. Esa es la única lucha que sabemos que vamos a perder. Pero sí aprendimos como se llora en silencio y sin lágrimas cuando se exige con la frente en alto. Y lo hemos hecho por la convicción de este grupo. Por su cohesión y valentía. Con orgullo podemos decir que hemos logrado que el escepticismo social de los primeros días se haya convertido en este apoyo sin condiciones. Somos como cada uno de ustedes, por eso estamos acá, juntos y exigiendo lo mismo.

Aprendimos, también, a cuidarnos de quienes han tratado y tratan de lastimarnos y de ensuciar la memoria de nuestros muertos. Son los que se embanderan en un partidismo que pierde el sentido cuando es puesto por delante del dolor ajeno. Son los que no entienden que este no es un acto ni contra el gobierno, ni contra nadie. Este es un acto organizado por familias como las de todos, para gritar su verdad, para exigir justicia y para intentar que nadie vuelva a atravesar lo mismo que nosotros. Y que es acompañado por todos los argentinos que en esta plaza o a lo largo del país, se sienten al lado nuestro. Señalar las irresponsabilidades de quienes deben cuidarnos no es ir contra ellos, sino que es ir a favor de la verdad.

Pero hay muchos que no lo entienden, y atrás de una cara, un apellido o una bandera se enceguecen. ¿Qué proyecto es el que los obliga a menospreciar nuestra lucha?¿Cual es la maravillosa década que creen construir cuando intentan lastimarnos con palabras vacías de respeto? Aún así, jamás ha salido de nuestra boca un solo insulto, ni escribimos una sola palabra que no estuviese apoyada por la realidad. Ellos son los que eligieron separarse de quienes queremos un país sin asesinos de escritorio, como llamamos a los procesados en este mismo lugar hace exactamente un año. Esa fragmentación dañina ha sido impulsada por quienes se creen los dueños de la verdad y la vida de cada uno de nosotros, los que se creen que desde el poder se digita a su antojo a las voluntades de las mayorías, los que creen que no hay final para el atropello y para la corrupción.

Pero claro que habrá un final para todo eso. Todos, ellos y nosotros lo sabemos. Lo que no se terminará nunca es la convicción de que la enorme mayoría de los argentinos de buena voluntad nos respalda, y ha sido un apoyo fundamental para llegar hasta aquí.

La tragedia del 22 de febrero nos obligó a elegir entre varios caminos. Pudimos haber elegido el de generar lástima, el de no luchar y quedarnos solo mostrando el dolor. No lo hicimos. Pudimos haber elegido el de sentarnos en los despachos de Casa Rosada cuando desde el ministerio del Interior se nos convocaba constantemente para , según decían, “trabajar juntos” tratando de captarnos, de sacarse una foto, de conseguir nuestro aval. No lo hicimos. Pudimos elegir el más fácil de todos, el de quedarnos callados en nuestras casas pensando que en este país nunca pasaría nada. Pero no lo hicimos.

Elegimos el camino de no claudicar, de no dejarnos comprar, de no callarnos nunca, el de enfrentar al poder de turno sin que nos tiemble la voz, el de gritar cuantas veces querramos que nos acompaña cada argentino que necesita, quiere y lucha un país mas justo.

Al gobierno le exigimos desde el primer día lo que merecíamos. Que nos ayudaran, que no nos abandonaran, que nos vieran. Una ayuda integral, un seguimiento de las lesiones físicas y psíquicas de los heridos y de cada una de las personas que integramos los grupos de familiares. Nunca lo hicieron.

Señalamos como principal responsable de ese abandono sistemático, planificado e intencional a la señora presidenta Cristina Fernandez de Kirchner. Es responsable porque desoyó a la Justicia cuando instó a “todos los poderes del Estado” a que nos brindaran ayuda integral e imprescindible; es responsable porque nunca instruyó a sus ministros y secretarios a que se ocuparan de todos nosotros y de las consecuencias del desastre al que nos arrastraron. Es responsable porque nunca le importamos ni le importaron nuestras heridas del cuerpo, de la mente, del alma y de la vida que la masacre nos dejò para siempre. Responsable porque nunca quiso mirarnos. ¿Realmente se considera la Presidenta de los 41 millones de argentinos? Lo hecho con nosotros demuestra que eso no es así.

No habrá tenido tiempo. Pero si tuvo tiempo en estos dos años para lapidar públicamente a quienes opinan diferente, para creerse inmune a los errores, para nunca reconocer una falla en su gestión pero si para señalar con el dedo a quienes critican a este proyecto.

Habrá creído que con que con reuniones segmentadas y con ayudas aisladas, condicionadas al apoyo político y a la adulación a la que la tienen acostumbrada dentro su proyecto, el reclamo no existiría. Somos más de 900 familias las damnificadas; no puede olvidarse.

Nosotros no necesitamos limosna. Eso nos ofende. Nosotros necesitábamos el cuidado integral de un Estado presente, un Estado que nos acompañara, que demostrara que le interesamos mas que para una foto.
Eso nunca sucedió. Un Gobierno que se ufana de estar del lado de los más necesitados nos abandonó a nuestra suerte.

Deben creer que todo se soluciona con plata. Es lógico. Probablemente ese sea su pensamiento, su manera de ejercer el poder y de hacer política. Nosotros tenemos otra manera de vivir, y es con dignidad y sin arrodillarnos ante nadie para reclamar lo que nos corresponde por derecho propio.

Muchos de los heridos nunca han podido retomar sus tareas, sus trabajos ni su vida normal, los daños colaterales de la tragedia son muchos y aún hoy se nos siguen manifestando. Las enfermedades producto del dolor y la angustia se multiplican en nuestros cuerpos, y siguen apareciendo cuando menos las esperamos.

Una vez más desde los despachos eso no se quiere ver y parece que no existe. Pero a pesar de todo, y con un esfuerzo infinito acá estamos, denunciando una vez más el abandono del que fuimos víctimas desde febrero de 2012.

Y que ya no tienen vuelta atrás, ni solución.

Pero, eso sí, los lazos entre el Gobierno y los procesados permanecieron firmes como siempre.

Para las víctimas, la desidia; para los responsables el amiguismo y la complicidad.

Por eso, Ricardo Jaime, quien ya fue condenado por intentar ocultar documentación en otra causa, pudo decir sin empacho que él es un “militante de este proyecto”, sin que se alzara ni una sola voz del oficialismo para repudiar tales afirmaciones.

Antonio Sícaro, otro de los procesados, sigue paseándose por los pasillos de Casa Rosada, asesorando al ministro Randazzo como un monje negro en las sombras, y consiguiendo puestos para él y sus familiares.Nosotros denunciamos lo que sucede. No condenamos de antemano, no somos como ellos que no dudan en demonizar a quien piensa diferente. Es la Justicia la que los procesó, no nosotros, y si bien nadie es culpable hasta que eso no sea probado, está claro de que lado esta el Gobierno en este causa, ya que los encubre y los oculta. En definitiva, los cuida. Pero no es solo el poder político quien cubre a los responsables. Los hermanos Cirigliano siguen recibiendo dinero de este Gobierno para reparar trenes en su empresa Emfer, que debió haber sido estatizada,y puesta en mano de los trabajadores. Estos últimos han denunciado que, con la complicidad y el aval de miembros del poder judicial, los Cirigliano han armado causas en contra de sus delegados gremiales y los han perseguido por haber protegido y rescatado documentación fundamental en las pericias contables que sustentaron sus procesamientos. Una vez más, quienes buscan la verdad, quienes protegen su fuente laboral, quienes están luchando por un país mejor son perseguidos y se encuentran procesados. Y quienes roban, vacían empresas, y cercenan los derechos laborales son avalados en su accionar por los poderes políticos, judicial, y económico.

Lo hemos dicho, y lo repetimos sin cansarnos: los procesados y este gobierno son parte lo mismo.

No solo hay ex funcionarios y empresarios amigos y socios de esta gestión en el banquillo de los acusados, sino que además, son funcionales unos a otros, en un entramado cuyo único objetivo es la continuidad de la impunidad y de la corrupción.

En 2013, desde el Poder Ejecutivo se impulsó una reforma al Código Civil. Si bien los cambios en nuestra sociedad hacen necesario reacomodar algunas normas, para esas modificaciones es imprescindible un amplio debate en el Congreso de la Nación. Estos cambios, No pueden ser fruto de la necesidad política coyuntura o de unas elecciones pérdidas, o de la posibilidad de garantizar impunidad a quienes estuvieron al frente de responsabilidades de gestión y administración.

El proyecto impulsado por el Poder Ejecutivo, incluye la inadmisible intención de anular la responsabilidad civil del estado. Su promulgación, en los términos que fue presentada, conlleva mas puertas abiertas a la impunidad de los funcionarios, eludiendo el principio básico de igualdad ante la ley. ¿Porqué un funcionario tendría que tener prerrogativas ante la comisión de un delito, un ilícito o una irregularidad?

La responsabilidad penal y civil, ya sea de los Estados nacional, provincial o municipal no sólo debe mantenerse, sino que impulsamos al Poder Legislativo a tratar y sancionar una ley que determine la imprescriptibilidad de los delitos cometidos por los funcionarios.

Una norma donde se contemple para el funcionario responsable, el agravamiento de las penas por el uso abusivo del poder en beneficio propio o de intereses que vayan contra la Nación y los ciudadanos. Mucho más si por su acción u omisión se generen muertes.La ciudadanía está cansada de ver a los poderosos impunes, mientras las víctimas se multiplican.

Kheyvis, Cromañón, AMIA, Embajada de Israel, Mariano Ferreyra, Luciano arruga, los muertos de diciembre de 2001, los muertos de la tragedia de Once, y tantos mas….Todos ellos tuvieron la necesaria participación de funcionarios del poder político. Algunos de ellos obtuvieron justicia, otros todavía estamos esperando. Basta de impunidad, todos exigimos justicia.

Consideramos que ningún juez debe “hacer política con sus fallos” como pidió el Secretario de Justicia de la Nación, Julián Dominguez. Los ciudadanos exigimos a los magistrados de este país, idoneidad, independencia y trabajo. Que evalúen las pruebas y que no les tiemble el pulso a la hora de condenar a un funcionario, sea del signo que se. La sociedad necesita confiar en ellos. Les pedimos que se esfuercen para que podamos sentir que nos cuidan de los asesinos y los corruptos. Y eso solo será imposible si el Poder Judicial se mantiene ajeno a las intromisiones del poder político.

Que distintos somos a ellos. Nosotros, aquí, juntos, exigiendo justicia. Del otro lado, por ejemplo, el ministro Randazzo, quien no tiene el menor empacho “en jugar cualquier partido” según sus palabras, en la carrera presidencial del 2015, basándose en su trabajo en el área de Interior y Transporte.

Eso es usar la función pública para la que le pagamos todos nosotros, y que es su obligación cumplir con eficiencia, para un rédito político y personal. Eso lo pinta de cuerpo entero.

Falta mucho tiempo para el recambio de gobierno, y aun hoy, los resultados de su gestión en el transporte están por verse. Sin embargo, la imprescindible reconverción ferroviaria producto de la masacre de inocentes en Once y en Castelar es usada como trampolín para conseguir más y más poder. Imaginarse en el despacho presidencial evidentemente lo obnubila y no lo deja ver los errores del gobierno del que forma parte. Insiste en pedir que no se le exija en un año y medio “lo que no se hizo en 50”.

El ministro se olvida que de esos 50 años, 10 le corresponden al proyecto del que forma parte. Ese es solo un ejemplo de su manera de mirar la realidad. Para ellos existen solo les hechos que les convienen. El resto no. Así, por ejemplo, durante meses nos recordó el trayecto vía China del primer tren comprado por contratación directa, y sin ningún tipo de control.
Mientras tanto, los pasajeros siguen viajando en condiciones paupérrimas, y los trabajadores tienen que lidiar con talleres desguasados.

Durante meses hemos visto a trenes como el chapa 7, el chapa 18, el chapa 20, que están sobre las vías estando en las mismas condiciones de seguridad que el tren de la tragedia. Sin seguridad, con las puertas abiertas, con un mantenimiento básico. Es decir, al borde de otro desastre.
La mínima frecuencia de salida, hace que los trenes viajen repletos, y que los trayectos aumenten su duración en un 50 por ciento. Ese sufrimiento es cotidiano, y le ponemos el cuerpo cada uno de quienes tenemos que subirnos a esos trenes. Somos los mismos que avisamos que si las estructuras de seguridad no eran modificadas, las tragedias podrían repetirse.

Ni los trabajadores, ni los usuarios, ni este grupo de familiares fuimos escuchados. Y los desastres no perdonaron y se repitieron.
El 13 de junio de 2013, sin ningún sistema de seguridad que lo detuviese, un tren impactó a otro a metros de la Estación de Castelar.

Y más allá de las investigaciones, el resultado más trágico quedó en el olvido.

Fueron las tres vidas perdidas ese día. Se debatió durante meses sobre las responsabilidades.

Sin embargo, el Gobierno logró silenciar la existencia de tres muertes, ya que Ezequiel, María Laura y Cristian, viajaban en el tren chapa 19, una unidad sin ningún tipo de seguridad. La responsabilidad de que ese tren estuviese sobre las vías tiene nombre y apellido: Florencio Randazzo.

Nosotros repudiamos enérgicamente a los conductores irresponsables que juegan con la vida de los pasajeros cuando que violan los límites de velocidad, las señales de detención, cuando no prestan atención o van a trabajar sin el descanso necesario y se niegan a todo tipo de controles.
Condenamos firmemente esas actitudes que merecen todo nuestro rechazo. La falta de cuidado por el prójimo quedó comprobada en la segunda tragedia de Once, el 19 de octubre de 2013. Esperamos que la justicia también determine las responsabilidades en esos casos.
Pero ninguno de los desastres de 2013 hubiesen sucedido si después de la tragedia de Once se hubieran instalado sistemas de seguridad que detuviesen trenes que violan señales o van a más velocidad de la permitida.

Durante meses nuestros comunicados nunca dejaron de incluir las denuncias sobre los gastos estéticos en unidades y estaciones por sobre la imprescindible seguridad sobre las vías. Y esa sordera, no es ni de los trabajadores, ni de los usuarios, sino de quines deciden desde los despachos en que se gasta y en que no.

Entonces, claro que hubo inconductas en algunos trabajadores, claro que son co-responsables de lo que pasó, claro que debe caerles encima todo el peso de la ley.

Pero nunca debemos olvidarnos que cada cosa que pasa en el área del transporte, por más mínima que sea tiene un responsable, y ese no es otro que el ministro de área.

Es el mismo que ante la denuncia de la utilización de materiales cancerígenos en la construcción de los nuevos vagones chinos se contenta con una repuesta por carta de la empresa fabricante negando tal posibilidad en lugar de exigir una investigación profunda de los organismos pertinentes de nuestro país.

Una vez más, los avisos y denuncias, vengan de donde vengan, son ignoradas, con una soberbia inexplicable e indigna de un funcionario público.

Lo que pedimos es que los materiales sean peritados por personal idóneo, que se asegure con controles exhaustivos que la salud de trabajadores y usuarios estará resguardada y que los millones de dólares gastados en contrataciones directas no han sido para comprar vagones construídos con sustancias dañinas para la salud. ¿Eso es mucho pedir señor ministro?
Somos muy críticos de su gestión hasta el momento, señor ministro, esa no es una novedad.

Pero aún así, deseamos que la modernización sea puesta en marcha y sirva para que quienes usamos los trenes urbanos y suburbanos podamos viajar seguros y en condiciones dignas. ¿Somos propaladores de malas noticias por pedir que intervenga seriamente y no conformándose con una misiva de los fabricantes? ¿No está entre sus funciones cuidar de cada detalle de una inversión millonaria? ¿O es que ésta solo sirve para que haga campañas de difusión gigantescas, y se auto proclame precandidato presidencial? Hace unos días, el gobierno nacional disolvió las unidades de gestión operativas UGOFE y UGOMS y dispuso que las líneas Mitre y San Martín sean operadas por el grupo Roggio, y que las líneas Belgrano Sur y Roca sean operadas por el grupo Emepa.

Es decir, las mismas empresas que explotan el servicio de subterráneos y que fueron denunciadas por usuarios, gremios y legisladores por girar dineros provenientes del Estado a otras empresas unidas administrativamente a ellas y no invertir en seguridad y mantenimiento, ahora gerenciarán también el servicio de trenes en dichas líneas.

Quiénes aplicaron en el subte la misma lógica que los Cirigliano en el Sarmiento, ahora tendrán la posibilidad de seguir haciendo negocios llenándose los bolsillos con los trenes. El gerenciamiento incluye, por ejemplo, una retribución mensual por operación, la posibilidad de que se contrate empresas controladas o controlantes del mismo grupo empresarial sin licitación pública, la explotación de los negocios colaterales, como publicidad y el alquiler de locales en los andenes.

¿No es eso ofrecerles lisa y llanamente la oportunidad de hacer negocios a cuenta del dinero público?

Se prometen controles férreos y multas millonarias. Esperamos que se cumplan, y que no se replique el modelo corrupto instrumentado por Jaime y los Cirigliano. Este blanqueamiento nos genera a todos muchas dudas, y tenemos todas las razones para tenerlas.
No por esperar que las cosas salgan mal, sino porque la historia nos marca a fuego para tener que estar atentos.

Desde la ola privatizadora de los 90 que los mismos apellidos dan vueltas y vueltas, siempre acomodándose y encontrando la puerta adecuada para entrar a Balcarce 50 y ser recibidos con los brazos abiertos.

EL 18 de marzo dará inicio el juicio oral y público. Ese día será el primero de una larga serie de audiencias para escuchar a los 300 testigos y juzgar a los 29 procesados, entre ellos cinco ex funcionarios de este gobierno, como Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, y los empresarios Cirigliano.
Todo un país, encabezado por estos familiares, estaremos atentos a su desarrollo.

Así como desde 2012 hemos acompañado, con coincidencias y diferencias el desarrollo de la instrucción y las decisiones de las Cámaras correspondientes, ahora estaremos firmes cada día en que los jueces del Tribunal Oral Federal 2 valoren la prueba que tendrán en sus manos. Tenemos la convicción que se llega al juzgamiento con las responsabilidades claramente probadas.

Y volvemos a decir y a ratificar enfáticamente que, a nuestro entender, la tragedia de Once se originó en los despachos y fue creciendo cada vez que se cajoneó una denuncia, cada vez que no se aplicó una multa, cada vez que se dejó hacer a los Cirigliano lo que desearan con los dineros públicos, cada vez que no se quiso ver que el Sarmiento se degradaba todos los días.

Quienes tuvieron todos los medios para evitar una desgracia, sabían que con su conducta negligente estaban generando las condiciones para un desastre. No hicieron nada para evitarlo.

Fue una acción absolutamente intencional, a la que le pusieron un valor monetario o político, para dejar que todos los días se diera un pasó mas hacia la muerte de inocentes. Todos se enriquecían, mientras nosotros caminábamos lentamente hacia el dolor.

Por eso, esperamos además que como resultado de las declaraciones testimoniales que se sumen a las pericias surja la imperiosa necesidad de que el ministro Julio De Vido sea citado para explicar su responsabilidad en el indecoroso desempeño de sus subalternos.

Si sabía lo que pasaba, también es cómplice y debe ser juzgado, y si no lo sabía debe renunciar inmediatamente a su cargo, por la manifiesta incapacidad de no haber podido o no querido ver que la corrupción existente en áreas de su competencia.

A las víctimas de Once las mató la corrupción enquistada en el poder, no murieron por un error humano de Marcos Córdoba que también deberá ser dilucidado en el juicio.

Murieron por la ambición enferma de dinero y poder de funcionarios, empresarios y sindicalistas corruptos. Murieron porque los negocios entre ladrones y asesinos de despacho pudieron más que el respeto a la vida ajena.

Murieron porque el valor de tenerlos con nosotros fue violado desde las esferas de poder, porque se decidió que los inocentes valían menos que una coima, que un viaje al exterior o que un yate. Murieron porque los responsables decidieron que no importaba lo que sucediera mientras su cuenta bancaria se engrosara.

Murieron porque desde el poder político y empresarial se decidió que así debía ser para lograr sus objetivos.

Este año, y muy probablemente todo el próximo, estaremos esperando las respuestas de la Justicia. Estaremos atentos a cada declaración y a cada medida que se tome. Estaremos levantándonos cada día, a cada caída, el tiempo que sea necesario para ver a los responsables condenados. También para exigir que las promesas realizadas se cumplan, para seguir señalando cada negociado y cada mentira dicha.

No somos ni héroes, ni ejemplos. Somos un grupo de gente común, como cualquiera de ustedes, exigiendo ver que los responsables de tanto dolor paguen sus culpas.

Seguimos manteniendo vivos a cada uno de los 52 en nosotros y en el pedido de todos los que nos acompañan. Vivos en nuestro reclamo, vivos en esta lucha desigual pero digna, vivos, al fin y al cabo, en cada uno de quienes creen que un país sano y justo es aquél en el que quienes causan muertes, terminan presos, y quienes luchamos por la vida, estamos juntos, aún con el corazón destrozado pero con la voluntad, la confianza y la fuerza intactas.

Muchas gracias por acompañarnos.

Víctimas de Once
 

" Juan Carlos Alonso; Karina Mariela Altamirano; Jonathan Maximiliano Báez; Dionisia Barros; Claudio F. Belforte; Natalia Benitez; Federico Agustín Bustamante; Micaela Cabrera Machicao; Darío Cellie; Daniel R. Matías Cerricchio; Juan Daniel Cruz; Graciela Beatriz Díaz; Sabrina Florencia Espíndola; Lucía Fernández Chaparro; Florencia Fernández Sugastti; Juan Leonel Frumento; Yolanda Sabrina Galván; Carlos María Garbuio; Alberto David García; Mónica Garzón; Marcela Alejandra Gómez; Ranulfo González Centurión; Verónica González Franco; Claudia Mariel Izzia; Fernando Andrés Lagrotta; Estela Legia (o Lei Jiang Yan); Nayda Tatiana Lezamo; Isabel López; Nancy López; Roberto López Pacheco; Alex Nahuel Martínez; Lucas Menghini Rey; Marina Moreno; Miguel Angel Núñez Vilcapona; Lucas Gabriel Palud Quini; Sofía Peralta; Silvia Gabriela Pereyra; Gloria Cecilia Pinilla León; Tatiana Pontiroli; Esther Sandra Reyes; Braulio Romero; Graciela Romero; María Scidone; Rosa Margarita Tevez; Sonia Torres Rolón; Gloria Alejandra Troncoso; Nicolás Elías Villalba; Pablo Fernando Zanotti; Cristian Zavala; Ana Teresa Zelaya; Ariel Zúñiga".

Presentes siempre!!
JUSTICIA para las víctimas de la tragedia de Once.


"Lloro con ustedes", la carta del Papa a los familiares de Once.

Papa
 

Estimadas familias:

Aquel 22 de febrero de hace dos años nos enlutó a todos. 52 víctimas, la mayor parte de las cuales iba a trabajar, se quedaron a mitad del camino, a mitad del camino de la vida. Víctimas de sombrías negligencias como los llamé en la misa del 22 de marzo aquel año.

Se acerca el segundo aniversario y me acuerdo de esas 52 personas. Mi corazón se pone triste y lloro con ustedes. Lloramos en esa ciudad que no llora porque no sabe como se hace.

Quiero acompañar a los familiares de las personas que fueron arrebatadas aquel día gris de nuestra historia como pueblo. Ofreceré la misa por ustedes y por los muertos, en Roma. Ese día estaré muy cercano a ustedes. Rezo por todos ustedes y por favor les pido que lo hagan por mí.

Que Jesús los bendiga y la Virgen santa nos cuide
Fraternalmente,

Francisco


A dos años de la tragedia de Once.

Once a 2 años
 

Familiares y amigos de víctimas y sobrevivientes de la Tragedia de Once realizarán este sábado 22 una recordación a las 8.32 en el andén de la estación de Once, donde hace dos años se produjo el choque de una formación, que dejó el saldo de 51 muertos y numerosos heridos. Luego realizarán una misa en la catedral metropolitana a las 11.30hs y, finalmente, el acto central en Plaza de Mayo a las 19hs, para pedir el juicio y castigo a los culpables, y repudiar su impunidad.

QUE NO SE REPITA
Asociación Civil


Acto junto al Olivo de la Paz y Misa en Catedral Metropolitana por nuestros 194 hijos de Cromañón, 2do domingo de Febrero.

Lámina chicos

Este domingo 9 de Febrero se llevará a cabo junto al Olivo de la Paz, a las 12.30hs, el pequeño pero sentido homenaje a nuestros hijos centrados en la "Memoria" de tantos jóvenes que perdieron la vida, como por todos aquellos sobrevivientes que siguen sufriendo las secuelas físicas y psicológicas que un grupo de personajes negligentes, ineptos, corruptos y sin escrúpulos permitieron la masacre de Cromañón.

Luego del mismo, a las 13hs se celebrará la misa en la Catedral Metropolitana como lo venimos haciendo todos los 2do domingo de mes desde hace 9 años. Pediremos por el eterno descanso de las almas de tantos jóvenes, en especial por los chicos que cumplen años este mes, ellos son:

"Daiana Hebe Novoa.
Luisiana Aylen Ledesma.
Paola Carolina Linares.
Sergio Antonio Escobar.
Lucía Propatto.
Gloria Marina Cabrera.
María Belén Santanocito.
Paula Agustina Antón.
Viviana Natalia Villalba.
Adriana Inés La Vía.
Florencia Laura Diez.
Julio Alberto Leiva."

"Vidas y sueños que se perdieron en un abrir y cerrar de ojos. Un crimen que toda la sociedad debe recordar y llorar. Un capítulo que no se cerró en nuestras vidas, una historia que será un precedente para tantas muertes evitables que suceden día a día; para que nuestros 194 hijos nunca sean olvidados en esta Argentina República de Cromañón".

"QUE NO SE REPITA"
Asociación Civil.

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Dom, 2014-02-09 10:04

Empadronamiento para beneficiarios de la tragedia de Cromañón.

escudo
 

Transcribimos a continuación mail enviado por el Director General de la Dirección de Atención y Asistencia a la Víctima, Dr. Leonardo Szuchet.

"Nos dirigimos a Uds. a fin de informarles que deberán concurrir a la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural ubicada en la calle Rivadavia 611 piso 10 (CABA) a los fines de realizar el empadronamiento de los beneficiarios del subsidio Reparación Integral a las víctimas sobrevivientes y familiares de víctimas fatales de "La Tragedia República de Cromañón" que actualmente se encuentren percibiendo el subsidio. A continuación se envía el cronograma de los días en que deberán concurrir los beneficiarios en el horario de 9 a 16 hs y la documentación que deberán presentar.

Documento terminado en y fecha en la que deberán presentarse:

0 Lunes 10/2
1 Martes 11/2
2 Miércoles 12/2
3 Jueves 13/2
4 Viernes 14/2
5 Lunes 17/2
6 Martes 18/2
7 Miércoles 19/2
8 Jueves 20/2
9 Viernes 21/2

- Es preciso mencionar que el trámite es personal y sólo podrá realizarlo el TITULAR del subsidio

- En el caso de los menores de edad cuyo padre o madre cobren el subsidio, deberán presentar la partida de nacimiento y/o libreta de matrimonio ( Original y fotocopia)

- Los beneficiarios deberán presentar en la mencionada repartición de gobierno la documentación que se detalla a continuación como así también deberán completar un formulario con datos personales de cada uno de ellos.

Documentación a presentar:

· DNI Y FOTOCOPIA DE DNI DEL TITULAR

· UNA FACTURA CON UN SERVICIO A SU NOMBRE O CONTRATO DE LOCACIÓN PARA ACREDITAR DOMICILIO

Si por algún motivo el beneficiario no pudiera presentarse en la fecha correspondiente, deberá hacerlo como segunda opción entre los días 24, 25 y 26 de febrero en el horario de 9 a 16 hs con toda la documentación requerida. Cabe destacar que las fechas indicadas constituyen la última instancia para realizar el trámite correspondiente al empadronamiento.

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Jue, 2014-02-06 19:23

A 1 año de la tragedia de la disco Kiss en Santa María, Brasil.

Kiss 2
 

El 27 de enero se cumple un año de la tragedia de la Discoteca Kiss de Santa María donde perdieran la vida 249 jóvenes, estudiantes, trabajadores, profesionales. Murieron de la misma manera que nuestros hijos, aplastados, asfixiados porque la seguridad no les permitió salir al iniciarse el fuego. Un techo de plástico colocado por un dueño inescrupuloso, una banda inconsciente que arrojó una bengala al mismo y el caos.

Desesperación por tratar de salir de esa trampa mortal. Sin puerta de emergencia, sin luces de señalización, indicadores de salida, extintores que no funcionaban, una licencia vencida en agosto y la inoperancia e ineptitud, como también el desprecio por la vida de las autoridades locales. Ninguna explicación aún, el alcalde y el gobierno federal siguen mirando para otro lado tratando de ganarle tiempo al tiempo. 249 jóvenes llenos de vida, únicos e irrecuperables, en este primer aniversario queremos acercarnos a sus familiares desde el corazón con este pequeño homenaje ya que sus hijos están con los nuestros, por eso nada mejor que mostrar sus rostros y gritar bien fuerte cada uno para que no sea olvidado:

Panel Kiss
 

“Alan Rembem de Oliveira, Alexandre Anes Prado, Alex Giacomolli, Alisson Oliveira da Silva, Allana Willers, Ana Carolini Rodrigues, Ana Paula Anibaleto dos Santos, Ana Paula Rodrigues, André Cadore Posser, Andressa Inaja de Moura Ferreira, Andressa Thalita Farias Brissow, Andressa Ferreira Flores, Andrielle Righi da Silva, Andressa Roaz Paz, Andrise Farias Nicoletti, Ângelo Nicoloso Aita, Ariel Nunes Andreatta, Augusto Cesar Neves, Augusto Malezan de Almeida Gomes, Augusto Sergio Krauspenhar da Silva, Bárbara Moraes Nunes, Benhur Retzlaff, Bernardo Carlo Robe, Bibiana Berleze, Brady Adrian Gonçalves Silveira, Bruna Brondani Pafhalia, Bruna Graeff, Bruna Eduarda Neu, Bruna Karoline Occai, Bruno Kräulich, Camila Massulo Ramos, Carlitos Chaves Soares, Carlos Alexandre dos Santos Machado, Carolina Simões Côrte Real, Cássio Garcez Biscaino, Cecília Soares Vargas, Clarissa Lima Teixeira, Crisley Caroline Saraiva Freitss da Palma, Cristiane Quevedo da Rosa, Daniel Knabbem da Rosa, Daniel Sechim, Daniela Betega Ahmad, Daniele Dias Mattos, Danilo Brauner Jaques, Danriei Darin, David Santiago de Souza, Débora Chiappa Forner, Deives Marques Gonçalves, Diego Comim Silvéster, Dionatham Kamphorst, Douglas da Silva Flores, Dulce Raniele Gomes Machado, Elizandor Oliveira Rolin, Emerson Cardozo, Emili Contreira Ercolani, Erika Sarturi Becker, Evelin Costa Lopes, Ericson Àvila dos Santos, Fábio José Cervinski, Felipe Vieira, Fernanda de Lima Malheiros, Fernanda Tischer, Fernando Michel Devagarins Parcianello, Fernando Pellin, Flávia Decarle Magalhães, Flávia Maria Torres Lemos, Franciele Araujo Vieira, Franciele Soares Vargas, Franciele Viziole, Gabriela Corcine Sanchotene, Gabriela dos Santos Saenger, Geni Lourenço da Silva, Gilmara Quintanilha Oliveira, Giovane Krauchemberg Simões, Greicy Pazzini Bairro, Guilherme Fontes Gonçalves, Guino Ramom Brites Burro, Gustavo Ferreira Soares, Heitor Santos Oliveira, Heitor Gonçalves, Helena Poletto Dambros, Helio Trentin Junior, Henrique Nemitz Martins, Herbert Magalhães Charão, Igor Stefhan de Oliveira, Ilivelton Martins Koglin, Isabela Fiorini, Ivan Munchem, Jacob Thiele, Jaderson da Silva, Janaina Portella, Jennefer Mendes Ferreira, Jéssica Almeida Kongen, João Aluisio Treuliebe, João Carlos Barcellos, João Paulo Pozzobom, João Renato Chagas de Souza, José Luiz Weiss Neto, José Manoel Rosa da Cruz, Julia Cristofari Sául, Juliana Moro Medeiros, Juliana Oliveira dos Santos, Juliana Sperone Lentz, Juliano de Almeida Farias, Karen Fernanda Knirsch, Kelen Aline Karsten Favarin, Kellen Pereira da Rosa, Kelli Anne Santos Azzolin, Larissa Hosbach, Larissa Terres Teixeira, Lauriane Salapata, Leandra Fernandes Toniolo, Leandro Avila Leivas, Leandro Nunes da Silva, Leonardo de Lima Machado, Leonardo Lemos Karsburg, Leonardo Machado de Lacerda, Leonardo Schoff Vendrúsculo, Leoni Vianna, Letícia Ferraz da Cruz, Leticia Baú, Letícia Vasconcellos, Lincon Turcato Carabagiale, Louise Victoria Farias Brissow, Luana Behr Vianna, Luana Faco Ferreira, Lucas Fogiato, Lucas Teixeira, Luciane Moraes Lopes, Luciano Ariel Silva da Silva, Luciano Tagliapetra Esperidião, Luiz Antonio Xisto, Luis Carlos Ludin de Oliveira, Luiz Eduardo Viegas Flores, Luiz Felipe Balest Piovesan, Luiz Fernando Riva Donate, Luiz Fernando Rodrigues Wagner, Luiza Alves da Silva, Luiza Batistella Püttow, Maicon Afrolinario Cardoso, Maicon Douglas Moreira Iensen, Maicon Francisco Evaldt, Manuele Moreira Passamane, Marcelo de Freitas Salla Filho, Marcos André Rigoli, Marfisa Soares Caminha, Maria Mariana Rodrigues Ferreira, Mariana Comassetto do Canto, Mariana Machado Bona, Mariana Moreira Macedo, Mariana Pereira Freitas, Marilene Iensen Castro, Mariana de Jesus Nunes, Marina Kertermann Kalegari, Martins Francisco Mascarenhas de Souza Onofre, Marton Matana, Matheus de Lima Librelotto, Matheus Engers Rebolho, Matheus Pacheco Brondani, Maurício Loreto Jaime, Melissa Bergemeier Correia, Melissa Dalforno, Merylin de Camargo dos Santos, Micheli Froehlich Cardoso, Michele Dias de Campos, Miguel May, Mirella Rosa da Cruz, Monica Andressa Glanzel, Murilo de Souza Barone Silveira, Murilo Fumaco, Natana Pereira Canto, Natasha Oliveira Urquiza, Natiele dos Santos Soares, Neiva Carina de Oliveira Marin, Odomar Gonzaga Noronha, Octacílio Altíssimo Gonçalves, Patrícia Pazzini Bairro, Pamella de Jesus Lopes, Paula Batistella Gatto, Paula Porto Rodrigues Costa, Paula Simone Melo Prates, Pedro de Oliveira Salla, Pedro Morgental Silva, Priscila Ferreira Escobar, Rafael de Oliveira Dorneles, Rafael Ferreira, Rafael Paulo Nunes de Carvalho, Rafael Quilião Oliveira, Rafaela Schimidt Nunes, Raquel Daiane Fischer, Rhaissa Gross Cúria, Rhuan Scherer de Andrade, Ricardo Custódio, Ricardo Dariva, Ricardo Stefanello Piovesan, Robson Van der Ham, Rodrigo Belling Hausen Bairros Costa, Roger Barcellos Farias, Roger Dallagnol, Rogério Cardoso Ivaniski, Rogério Floriano Cardoso, Rosane Fernandes Rechermann, Ruan Pendeza Callegaro, Sabrina Soares Mendes, Sandra Leone Pacheco Ernesto, Sandra Victorino Goulart, Shaiana Antolini, Silvio Beuren Júnior, Stefani Posser Simeoni, Susiele Cassol, Tailan Rembem de Oliveira, Taís da Silva Scaplin de Freitas, Taíse Carolina Vinas Silveira, Taíze Santos dos Santos, Tanise Lopes Cielo, Thais Zimermann Darif, Thanise Correa Garcia, Thiago Amaro Cechinatto, Tiago Dovigi Cegabinaze, Ubirajara Soares Bastos Junior, Vagner Rolin Marastega, Vandelcork Marques Lara Junior, Vanessa Vancovicht Soares, Victor Macagnan, Victor Martins Shimitz, Vinicius Greff, Vinicios Pagnossim de Moraes, Vinicius Silveira Marques de Mello, Vinissios Montardo Rosado, Vitória Dacorso Saccol, Viviane Tólio Soares, Walter de Mello Cabistani, Victor Schmitz".

“Los chicos de Kiss presentes, ahora y siempre”

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Lun, 2014-01-27 18:47

Acto junto al Olivo de la Paz y Misa en Catedral Metropolitana por nuestros 194 hijos de Cromañón, 2do domingo de Enero.

Lámina chicos

Este domingo 12 de Enero se llevará a cabo junto al Olivo de la Paz, a las 12.30hs, el pequeño pero sentido homenaje a nuestros hijos centrados en la "Memoria" de tantos jóvenes que perdieron la vida, como por todos aquellos sobrevivientes que siguen sufriendo las secuelas físicas y psicológicas que un grupo de personajes negligentes, ineptos, corruptos y sin escrúpulos permitieron la masacre de Cromañón.

Luego del mismo, a las 13hs se celebrará la misa en la Catedral Metropolitana como lo venimos haciendo todos los 2do domingo de mes desde hace 9 años. Pediremos por el eterno descanso de las almas de tantos jóvenes, en especial por los chicos que cumplen años este mes, ellos son:

"Christian Alejandro Renna.
Fernando Horacio Medina.
Cristian Eduardo rías.
María Celeste Peón.
Leandro Nahum Bordón.
Guido Nicolás Del Canto.
Rosa Beatriz Sandoval.
Pablo Adrián Zalazar.
Marina Alejandra Silva.
Pablo Leonardo Torba.
Osvaldo José Djerfy.
Luis Cristian Rojas.
Silvia Gabriela Cabrera."

"Vidas y sueños que se perdieron en un abrir y cerrar de ojos. Un crimen que toda la sociedad debe recordar y llorar. Un capítulo que no se cerró en nuestras vidas, una historia que será un precedente para tantas muertes evitables que suceden día a día; para que nuestros 194 hijos nunca sean olvidados en esta Argentina República de Cromañón".

"QUE NO SE REPITA"
Asociación Civil.

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Dom, 2014-01-12 08:05

La lógica Cromañón se repite.

sueños posibles.
 

José Iglesias: “fracasamos porque la lógica cromañón se repite”

Cromañón es de esos momentos en los que todos vamos a recordar siempre qué estábamos haciendo en el momento que nos enteramos. De esas jornadas inolvidables, con toda la carga que tienen aquellos recuerdos, para bien y para mal. La mala es que pasó, está ahí, faltan 194 personas, la mayoría jóvenes; la buena es que no olvidamos, a pesar del dolor de recordar. Pero, ¿sirvió de algo lo que sucedió en Cromañón? ¿Estamos lejos o cerca de que suceda otra masacre con la misma lógica? Esta charla entre Alfredo Grande y José Iglesias quizá arroje alguna de esas respuestas y lance, también, otras preguntas.

En el último programa del año de Sueños Posibles y en el marco del noveno aniversario de la Masacre de Cromañón, Alfredo Grande dialogó con José Iglesias, papá de Pedro, uno de los 194 fallecidos aquella noche del 30 de diciembre de 2004, sobre los efectos en la actualidad de la llamada “lógica cromañón”.

Hace varios años, José Iglesias conducía Sueños Posibles junto a Alfredo Grande, incluso la idea del programa surgió en una de las tantas reuniones realizadas en su casa. “Sueños Posibles nació a partir de una masacre desgarradora, de la que se cumplen nueve años. Este programa lo empezamos hace varios años junto con un familiar, una víctima de esa masacre. Inauguramos entonces lo que llamamos ‘la lógica cromañón’, que niega absolutamente todo lo que podamos decir como prevención o anticipación y espera perversamente la catástrofe, la crisis, y luego la niega, la desmiente, la proyecta, es decir patea la pelota pero no fuera de la cancha, sino directamente más allá del estadio, la ciudad, cuanto más lejos mejor”, afirmó Alfredo Grande a modo de introducción a la charla que mantuvo con José Iglesias, papá de Pedro y abogado querellante de varios familiares de víctimas de la Masacre de Cromañón. A diferencia de los inicios de Sueños Posibles, este 30 de diciembre de 2013 Iglesias se ubicó del otro lado del micrófono, el del entrevistado, pero como ocurre con dos personas que se conocen y han transitado numerosos y dolorosos caminos a la par, tuvo con Grande un extenso diálogo e intercambio de ideas.

-Alfredo Grande: ¿Cómo está hoy lo que alguna vez llamamos Movimiento Cromañón?

-José Iglesias: Tiene las bajas propias de nueve años, bajas en el sentido de la caída de ánimo, desgano, el volverse sobre sí; y la militancia que continúa en algunos otros, que cuando hace falta convocar al resto, los que están desganados se ganan de fuerza y vuelven, y aparecen en algunas fechas, nos volvemos a juntar. Lo que sí animaba a todo este movimiento cromañón es el objetivo del primer día que era lograr que no se repitiera la lógica cromañón y fracasamos, pero vamos a seguir peleando. Hoy le decía a alguien, que fracasamos incluso en que se mantengan los carteles de emergencia, lo más elemental, aquellos que abundaron en enero, febrero de 2005. Pero ya no hay carteles, y esto revela el éxito de la lógica cromañón.

-AG: Cuando vos decís fracasamos, me permitiría una corrección, por ahí diría que seguimos siendo derrotados, porque para mí el fracaso es derrotarse a uno mismo y creo que tanto vos como muchos compañeros y compañeras no se han dejado derrotar por ustedes mismos. A lo mejor la correlación de fuerzas sigue siendo de un cinismo absoluto de un lado y de una convicción militante del otro. Seguramente el fracaso sea de quienes no pudieron escuchar y entender nada de todo esto que pasó.

-JI: Quizás el término ‘fracaso’ es fuerte, pero lo cierto es que también es muy fuerte el costo: son 194 chicos. Uno dice, 'si se mueren 194 personas algo debe cambiar', y lo único que cambió es el lenguaje: ahora hablamos de lógica cromañón, el común de la gente cuando tiene que hablar de algo según la lógica cromañón dice ‘esto es como cromañón, pero lo que produce la lógica cromañón sigue estando, entonces uno tiene esa sensación no que la pelea sea en vano, sino que el discurso nos derrota, y de alguna manera también, más allá de lo que se produjo los últimos días a partir de los cortes de luz, hay un gran proceso de desmovilización contra el que hay que pelear. Hoy la gente se moviliza por los cortes, pero porque se le apagó la luz, ¿pero si se le apaga la luz al vecino? A lo mejor si mueren chicos o grandes en la tragedia de Once lo miramos por televisión, entonces las cosas se siguen repitiendo y en ese sentido digo que la lógica cromañón parece que ha triunfado, en esto de patear la pelota afuera.

-AG: Creo que la cultura represora quiere que todos los que la enfrentan se sientan los fracasados, los perdedores de la historia, cuando ya vamos a ver quiénes pierden realmente. Vos señalaste algo que comparto, generalmente se movilizan los afectados directos, es tan cruel este corte de luz que con diferencia de veinte metros algunos siguen disfrutando del split y otros no. En veinte metros hay personas que están sin ninguna posibilidad incluso de agua y para el otro lado están disfrutando de las bondades del capitalismo serio ¿No crees que esto es una crueldad accesoria además de la propia desgracia de que el otro es indiferente y a su vez sigue disfrutando de una cierta bonanza?

-JI: Sin duda es una crueldad accesoria y en realidad desnuda un modo de pensar la ciudad, la relación de los ciudadanos entre sí, de pensar la política, un modo de espectáculo. Yo veía la conferencia de prensa del jefe de gobierno en el centro de emergencias, que es consecuencia de cromañón, donde en realidad todo pasa por aparecer al lado de alguien que está vestido como si fuera a un rescate y después desaparece la imagen, y estoy seguro de que si hay que rescatar no hay nadie, como nos pasó a nosotros el 30 de diciembre de 2004. Y eso también es cruel, porque en definitiva además de las cuadras que nos separan del que tiene o no tiene agua, mienten con una imagen, puede haber personas que digan que ahora hay alguien que está al frente de la emergencia, pero no, eso es una foto. Todo esto que pasa en estos días me hace acordar a lo que vivimos el 30 de diciembre de 2004. Este 30 de diciembre lo vivimos en un contexto muy parecido en emergencia de otro tipo pero con las mismas reacciones, y con una movilización rara, la del propiamente afectado. Es un 30 muy jodido el que estamos pasando.

-AG: Y además lo de imponer la solidaridad desde los dirigentes me parece aberrante, porque funciona casi como un taparrabo la solidaridad, es un sentimiento muy profundo que nace de compartir la vida y no puede ser impuesto como moneda de cambio frente al desastre, como si todo se resolviera con un grupo de autoayuda. También me pareció patético lo que dijo el jefe de gabinete de ministros de la nación, Jorge Capitanich, acerca de que solo entre un 1% y un 3% de las personas estaban afectadas por los cortes.

-JI: A mí me parece patética la respuesta del poder frente a esta situación. Más que patética en realidad es transparente, porque transparenta los intereses, qué hay detrás de todo esto. Tiene que ver con lo que vos decías de la lógica cromañón, cuando me ocurre algo pateo la pelota afuera y la disimulo, por eso vamos a decir ahora que es un número relativo, muy pequeño, y en realidad vivimos en el mundo de la luz y los que están apagados son unos pocos, eso es como decir que en cromañón había una guardería.

-AG: ¿Vos crees que el ibarrismo será contagioso?

-JI: Ante todo es una enfermedad, pero no sé si es contagioso o forma parte en realidad de un modo de hacer política, ya que así como hablamos de la lógica cromañón, el ibarrismo es otra lógica muy propia de algún progresismo, enferma desde ya, y desde ese punto de vista seguramente es contagioso.

-Irene Antinori: Lo que está pasando con la luz forma parte de la corrupción, de una maquinaria porque cuando los fondos no son destinados a los ciudadanos, a prevenir, son desviados por la corrupción, ¿estás de acuerdo?

-JI: Estoy totalmente de acuerdo, hoy le decía a algunos medios que cuando digo que Cromañón se repite en esto de los cortes de luz, es como una manera de ver el mismo esquema de Cromañón. Es una crisis advertida, alertada, desoída; tiene los mismos ingredientes: hay empresarios y funcionarios corruptos, hay víctimas, y luego hay explicaciones con estadísticas o de otro tipo que diluyen la responsabilidad y que dicen que la culpa fue de Putin, qué se yo. Es una manera de reproducir el esquema.

-Fernando Tebele: ¿Se te ocurre pensar qué tendría que pasarle a esta sociedad para que reaccione en conjunto y no individualmente?

-JI: Yo estoy haciendo la de café, hago el diagnóstico pero no sé cuál es la solución, y me preocupa la naturalización de todas estas cosas, porque creo que estamos afectados de un ombliguismo fenomenal. Nosotros en la lucha por Cromañón, una de las cosas que reclamábamos era que 194 no fuera un número sino un límite, pero no… entonces vos decís 30.000, 150, 194, 55, da lo mismo, son sumas, números. Nosotros hicimos una actividad que la estrenamos este 30 que consistía en 194 espejos pintados, y el artista que trajo la idea nos dijo: ‘cuando me puse a pintar los 194 me di cuenta de la dimensión’. Sin embargo esta sociedad sigue tolerando eso. La verdad no sé qué hay que hacer con esto, pero es muy preocupante.

-AG: Yo creo que hay un ejercicio de lo que llamo la cultura represora que consiste en desmentir permanentemente la realidad, cuando a vos te dicen que algo no está hirviendo sino apenas tibio, vos te quemás, pero el que te dice que está apenas tibio cuando está hirviendo es un perverso, un cínico, un atorrante o alguien que a lo mejor también cree que está apenas tibio, o sea un delirante. Hace muchos años que hablo del alucinatorio social y político. Evidentemente el poder político se encarga de decirnos que el agua está tibia cuando está hirviendo entonces nos quemamos en forma sistemática sin remedio. Es una batalla cultural que ustedes, los sobrevivientes, los familiares, siguen dando, y que es muy necesaria, y en esa batalla es probable que la sensación de fracaso llegue con demasiada frecuencia. Sin embargo, creo que los verdaderamente fracasados son esos familiares que como vos decís han dejado de luchar, se han entregado, ¿hay muchos de esos casos?

-JI: Hay bastante..., pero yo lo entiendo porque es complicado, te mueve absolutamente todo, no es que uno sale a militar por una causa, uno sale primero por un ausente, nosotros no salimos a la calle por la creencia de una idea, sino porque nos mataron un hijo y a partir de ahí articulamos una idea. La ausencia del hijo sigue estando, y esa ausencia a veces pesa mucho y hace que la gente se caiga de distintas maneras, una de ellas es dejar de movilizarse, entonces hay que arriarla, traerla y cuesta. Yo a ellos no les atribuyo el fracaso, y en realidad cuando hablo de fracaso no es por la desmovilización, es un diagnóstico, vamos a tener que seguir subiendo la cuesta, como cuando empezamos y teníamos los organismos de derechos humanos en contra, éramos la lacra que veníamos a tocar a la estrellita del progresismo, siempre tuvimos las cosas en contra. Cuando hablo de fracaso es un diagnóstico y tengo claro que tengo una cuesta y la vamos a seguir recorriendo, vamos a seguir haciendo cosas.

Y la charla cerró con una evocación: “siempre me acuerdo de que en una de las marchas en la que íbamos caminando juntos por Avenida Corrientes, a mí me apareció la idea de mi anterior unipersonal, ‘Sueños Posibles’, que finalmente es el que le dio nombre a este programa. Sueños Posibles se mantiene en su humilde espacio pero combativo, consecuente y coherente, y creo que en 2014 tenemos que preparar un décimo aniversario que sea una fuerte interpretación a este cultura represora que sigue asesinando con impunidad”. En este sentido, Grande le aseguró a Iglesias que juntos, como hace tantos años, trabajarán fuertemente este año para que el décimo aniversario de la Masacre de Cromañón, sea una marca en esta lucha.

http://www.laretaguardia.com.ar/2014/01/jose-iglesias-fracasamos-porque-la.html

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Lun, 2014-01-06 11:30

Reseña actividad en Plaza de Mayo a 9 años.

Espejos

En el marco de las actividades realizadas por los familiares de Cromañón al cumplirse 9 años se realizó una jornada de arte y música. Los padres y sobrevivientes proyectaron al cielo 194 espejos pintados con los rostros de los chicos. Fue muy emotivo ver girar las caritas de los chicos por Plaza de Mayo.

Espejos 2

Espejos 3

Mientras tanto el Frente de Artistas del Borda ( pintaron un mural colectivo, con la presencia y participación de varios pacientes del Borda.

Artistas Borda

Mural

Asimismo estuvo presente la música de la Comisión interna del Teatro Colón ( ofreciendo su música y denunciando la continuidad del Macrismo en el vaciamiento cultural y cierre de centros culturales y teatros de CABA. También estuvo de la mano de los Tambores no callan para finalizar con el documento ya publicado en esta Web.

Músicos del Colón

Una jornada inolvidable, sumamente emocionante y el trabajo no solo de los artistas sino de padres y sobrevivientes que a pesar del calor dieron todo; con dedicación; con decenas de horas de trabajo y con el amor que sienten: para homenajear a los chicos como ellos se merecen.

Padres

Justicia y Memoria por los Pibes.
QUE NO SE REPITA Asociación Civil.

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Jue, 2014-01-02 09:16

Monsy: 9 años haciéndonos falta.

http://youtu.be/5JFmH54IJt4

2004 – 30 de Diciembre – 2013. Pasaron 9 años, pero recuerdo como si fueran hoy los eventos sucedidos ese día, en el cual República Cromañón se cobro la vida de 194 almas. Entre ellas estaba Monsy junto a su novio Julián.

Monsy, hija de Coco y Marilyn, hermana de Ramiro y Guadalupe. Creció rodeada de afecto y cariño brindados por una familia numerosa. Cuando la conocí era pequeña, algo tímida pero muy simpática. Luego fue creciendo, le gustaba el rock nacional, bandas conocidas y una que otra que surgía. Rodeada de amigos fue moldeando su carácter junto a su familia, cuando se plantaba era de temer, igual al rato la encontrabas con una sonrisa a flor de piel. Siempre demostraba lo que sentía, así fuera amor u odio, no se quedaba callada, a mí entender su mejor cualidad, la honestidad, aunque a su familia le gustaba más por lo cariñosa que era.

Aunque todo eso cambio el 30 de diciembre de 2004. Parecía todo tan lejano, viendo por la tv, el incendio de un lugar bailable donde se realizaba un recital. Tardamos poco en confirmar que allí se encontraba Monsy junto a su novio Julián. Luego de eso, se dan una serie de eventos y de frases, para mí, imposibles de borrar. Escuchar decir a Guada “me quede sola”, a Coco “me quitaron a mi hija” y a Marilyn “no me dejen sola”, yo simplemente no tenía palabras, no me salían.

Perder a alguien cercano de esa manera es tremendo. Como llenar el vacío que deja? Uno no entiende como alguien tan joven, llevo de vida, que va a ver un recital, encuentra tal fin. Monsy al igual que Julián estaban llenos de sueños y proyectos, que se vieron interrumpidos de manera tan abrupta. Ninguna familia debería pasar por esto, y menos de esta forma.

Lamentablemente no puedo olvidar y tampoco quiero. No me conforta escuchar “esperemos que esto no vuelva a ocurrir”, NO debería volver a ocurrir. Y como soy un convencido que en la vida todo vuelve, lo bueno y lo malo, espero que todos los culpables, léase el gerenciador del lugar, el grupo de rock que tocaba, y todos los encargados de inspeccionar y habilitar el lugar, seguramente tendrán lo que merecen.

Al final del día solo me queda recordar su sonrisa iluminando su rostro y parecer escuchar su voz. Monsy: Te extrañamos y siempre te recordamos.

Coco, Marilyn, Guada y Joaquín.

http://www.mimercedes.com.ar/masnotas.php?ampliar=26908

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Mar, 2013-12-31 11:23