Diario del Juicio Oral

Los Mitos de Cromañon

Newsletter "Que No Se Repita"

Informate de las últimas novedades



Navegación

En línea

En este momento hay 0 usuarios y 33 invitados en línea.

A la espera de la decisión de la Corte Suprema de Justicia.

Panel Cromañón

“Todavía pienso, todavía sueño, todavía te espero, todavía no bajo los brazos, todavía lucho. Todavía vivo, todavía camino, todavía apuesto, todavía tengo esperanza. Todavía estoy y voy a seguir estando, no me fui, todavía estás acá y vas a seguir estando, no te vas, no te dejo que te vayas. Todavía no me gusta vivir sin vos, estar sin vos. Todavía me queda mucho por vivir, mucho por ver, por sentir, por aprender, por equivocarme y crecer, con vos... sin vos, con tu recuerdo siempre".

Fue la noche del 30 de diciembre, estábamos próximos a recibir un año nuevo con la esperanza de que nuestros sueños y los de nuestros hijos se hicieran realidad. Todos tenían una meta por cumplir, seguir estudiando, encontrar un trabajo mejor, noviazgos, casamientos, hijos por llegar y tantos más. Despedir el año festejando todo lo logrado era el fin de aquella noche, con música, alegría, reencuentros, amistades; pero no pudo ser. Un grupo de hombres llevados por la codicia, negligencia, inoperancia y desidia truncaron sus sueños en un abrir y cerrar de ojos. El dinero privó más que la vida misma; y así se nos fueron, sin saber que caerían en una trampa mortal llamada “República Cromañón”. Ya han pasado 11 años y un mes, aunque uno no quiera, los recuerdos de esa noche siguen apareciendo en nuestras mentes; pero también nos vienen los hermosos recuerdos que nos dejaron de sus vidas durante todos los años que los tuvimos. Seguimos a la espera de la decisión de la Corte Suprema de Justicia, el tiempo pasa lentamente y aún no se expiden sobre estos hombres que lucraron con sus hermosas vidas: funcionarios, policías, bomberos, empresarios, músicos . Siguen gozando de la vida en “libertad” , pero tenemos la seguridad que tarde o temprano deberán pagar por tanta muerte evitable. Por eso hoy reafirmamos el compromiso que hicimos desde el primer día, llegar con nuestra lucha hasta las últimas consecuencias. Seguimos honrandolos con sencillez, humildad y dignidad, como siempre lo hemos hecho; lo hacemos desde el corazón y el alma, con sus bellas y eternas sonrisas, con sus miradas limpias e inocentes. Porque los amamos con todo el alma, sin Uds, pero con uds hijos; porque siempre vivirán en nuestros corazones; con la felicidad que no da sentirlos felices, "les regalamos nuestra mejor sonrisa; levantamos nuestra voz para gritar más fuerte aún sus bellos nombres, para que nunca sean olvidados, para que no vuelva a repetirse otro “Cromañón”.

" Alejandra, Ezequiel, Fernando, Juan Pablo, Gastón, Agus, Pau, Mili, Martín, Mariela, Maxi, Jose Leandro, Sergio, Vicki, Soledad, Gisela, Carol, Alberto, Maria Laura, Rubens, Mariano, Lauty, Sebastián, Nahum, Solange, Gabriela, Romina, Erika, Zaida, Maria Angélica, Gloria, Silvia, Matías, Roberto, Abel, Sol, Cristian, Pablo, Oscar, Mercedes, José Luis, Bore, Matías, Lucas, Claudia, Carla, Emiliano, Analia, Pablo, Abel, Topo, Patricia, Alicia, Edwin, Yamila, Lucas, Roberto, Pe, Romi, Juli, Leonardo, Nicolás, Martín, Eduardo, Ignacio, Ricardo, Juan Carlos, Paola, Leonardo, Macarena, Sebastián, Mayra, Mariana, Liliana, Guido, Marisa, Florencia Soledad, Florencia Laura, Liliana Noemí, Sergio, Derliis, Sebastián, Diego, Laurita, Nayla, Sebastián, Franco, Florencia Soledad, Nicolás, Noemí, Romina, Credro, Marta, Sebastián, Pablo, Matías, Adriana, Marce, Noelia, Juan Ignacio, Nico, Jonathan, Luisiana, Julito, Paola, Erica, Pedro, Esteban, Maximiliano, Diego, Ariel, Jorge, Gustavo, Federico, Mario, Eli, Fernando, Mariano, Evaristo, Estefi, Leandro, Federico, Sofi, Guido, Nicolás, Cecilia, Daiana, Mauro, Deborah, Ana Laura, Walter, Maria Celeste, Jorge, Nelson, Monsi, Lucas, Lucia, Carolina, Griselda, Silvina, Cristian, Emiliano, Eduardo, Hernán, Fer, Luis, Marianela, Gerardo, Ceci, Juli, Sergio, Osvaldo, Agustina, Silvia, Rosa, Luis Alberto, Alicia, Maria Belen, Jacquelin, Valeria, Leandro, Sofía, Nicolás, Alejandra, Mariana, Walter, Pablo, Romina, Marcelo, Roberto, Pablo, Jonatan, Mario Abel, Mario Ramón, Alejandra, Maria Sol, Mariano, Verónica, Facundo, Javier, Cristian, Viviana, Maria Lilia, Bárbara, Dario, Walter, Pablo, Hugo, Valdi, Jose Luis, Gustavo".

"LOS CHICOS DE CROMAÑÓN PRESENTES.
LOS SOBREVIVIENTES DE CROMAÑÓN PRESENTES.
AHORA Y SIEMPRE!!!!"

QUE NO SE REPITA
Asociación Civil.

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Sáb, 2016-01-30 11:00

Homenaje a José Luis Cabezas a 19 años de su asesinato.

Cabezas
 

"Se cumplen 19 años del asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas el próximo lunes 25 de enero y se llevarán a cabo actos homenaje en el país, organizados por los reporteros gráficos asociados a ARGRA. Regalarán pinos y semillas de árboles a los asistentes"

"Se hace imposible no recordar aquel 25 de enero de 1997 en donde secuestraron, torturaron, le dispararon dos balazos en la nuca y le prendieron fuego, aún con vida, a nuestro compañero. Quizás suene un poco duro, pero así fue como sucedió. No fue otra vida, fue ésta."

Así se expresan desde la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) para recordar a José Luis Cabezas, asesinado en cercanías de un camino rural de Pinamar, General Madariaga, cuando había sido enviado por la revista Noticias para cubrir la temporada.

"Fue el peor atentado contra la libertad de expresión en democracia y una clara violación a los Derecho Humanos -continúan- no solamente hacia José Luis, sino hacia la sociedad toda, porque fue asesinado en el ejercicio de su profesión: Periodista. Actualmente todos sus asesinos se encuentran en libertad, excepto uno que volvió a prisión por otro hecho."

Uno de los actos, quizás el principal, se llevará a cabo desde las 20 en cercanías de la Terminal de micros de Pinamar, Avenida Bunge e Intermédanos. "Por eso este 25 de enero todos Juntos Sembramos Memoria" , culmina el comunicado, con la nómina de lugares que a continuación detallamos donde se realizarán los actos réplica.

"HOMENAJES EN TODO EL PAIS":

PINAMAR: 20 hs/ calle Bunge frente a la terminal de Pinamar. Se regalarán arbolitos a los asistentes al homenaje.

SANTA FE: 10 HS/ en la Plaza del Soldado.

CAPITAL FEDERAL: 18.30hs/ calle Armenia 1800 entre Costa Rica y Nicaragua. Acto simultáneo con el de Pinamar. Se regalarán semillas de árboles a los asistentes.

LA RIOJA: 10.30/en la Plaza Principal 25 de mayo frente a la catedral. Se repartirán semillas de árboles.

TUCUMAN: 19hs/ Casa Histórica ( Congreso al 100). Muestra de fotos de reporteros. Se invitará a la gente a sumar su foto. (tema libre).

SALTA: 18.30/ Plaza 9 de Julio. Se regalarán plantines.

ROSARIO: 19.30hs/ Paza Pringles.

MENDOZA: 13hs/Plaza Independencia.

LINCOLN: 20 hs/ en el CENTRO.

CÓRDOBA: 11HS/ en la calle, frente a la municipalidad de Villa Carlos Paz. Se plantará un árbol. y a las 21HS/ en Cosquín en el inicio de l festival de folclore.

LA PLATA: 12hs/ Plaza San Martín en el Monolito a Cabezas. calle 6 y 51.

NEUQUÉN: 10:30hs/ Plazoleta José Luis Cabezas. (Calle Diagonal Alvear y av. Argentina.).

"JOSÉ LUIS CABEZAS, PRESENTE, AHORA Y SIEMPRE".

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por QNSR el Lun, 2016-01-25 12:05

AGC: La Agencia del (des) Control.

Barrio Mitre
 

"LA AGC NO CONTROLÓ UNA VIVIENDA CLAUSURADA Y AHORA INTERVINO LA JUSTICIA".

"La Agencia del (des)Control."

La Agencia de Control Gubernamental había clausurado un predio en Barrio Mitre. Pero igual fue ocupado y construido en alto, apoyado sobre la medianera. El vecino denunció al gobierno y ahora éste deberá proveer de una vivienda digna al denunciante.

La Justicia porteña ordenó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que brinde una vivienda a una familia por peligro de derrumbe de una casa vecina. La resolución fue dictada en el marco de un recurso de amparo presentado por el propietario de un PH del barrio porteño de Saavedra, ubicado junto a una casa tomada, en la que se realizan construcciones precarias “de manera progresiva y clandestina” que llegan a los 7 metros de altura, no tienen cimientos y están apoyadas sobre su propiedad. Por el riesgo de derrumbe, el magistrado entendió que se vulnera el derecho a la vivienda digna y exigió al GCBA que se incluya a la familia afectada en una casa de características similares a la que ocupan en la actualidad.

A través de una medida precautelar, el juzgado Nº 23 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires determinó que el gobierno porteño deberá proveer de una vivienda al propietario que denuncia riesgos de derrumbe sobre su casa. Se trata de una vivienda ubicada sobre la calle Tronador, junto a una casa ocupada de manera ilegal, sobre la que se construyeron varios pisos sin autorización ni cumplimiento de las normas establecidas en el Código de Edificación. Por ese motivo, el dueño del PH impulsó un recurso de amparo para hacer efectiva la clausura de la vivienda de al lado que dispuso la Agencia Gubernamental de Control (AGC). En esa medida, además, el propietario cuestionó la inacción de la AGC –ya que a pesar de la clausura dispuesta, el inmueble creció en altura– y reclamó la intervención judicial para que se impida cualquier actividad constructiva y se ordene la demolición de lo ya construido sobre la pared medianera.

En el recurso impulsado, el vecino argumentó que “la cantidad de personas que habitaban la mencionada propiedad aumentó significativamente como así también el porcentaje construido” y agregó que “las casillas precariamente erguidas en el patio trasero fueron locadas a personas ajenas al grupo familiar, originariamente ocupante”. Además, el propietario señaló que “las construcciones que se fueron realizando alcanzan los siete metros de altura y el emplazamiento de ellas para sostenerse apoyan su peso intramuros, es decir, dentro de su propiedad, ejerciendo sustantivas cargas de material sobre un espesor de pared privativa del actor”. En tanto, puntualizó que “dicha circunstancia se agrava debido a que las referidas construcciones no cuentan con ningún tipo de cimiento y sus espesores son menores a los requeridos por el Código de Edificación”.

A pesar del pedido del vecino, el juez Ferrer consideró dictar una medida distinta y dispuso protección precautelar, ya que luego de analizar el informe técnico que realizó una arquitecta, quedó acreditada la vulneración al derecho a la vivienda digna. Además, el magistrado solicitó informes del expediente administrativo en el cual se dictó la clausura del inmueble irregular para definir la competencia del fuero Contencioso Administrativo y Tributario y si existen actuaciones en la justicia Penal, Contravencional y de Faltas. Hasta tanto se resuelva la competencia del tribunal, Ferrer ordenó al GCBA que se incluya a la familia que impulsó el recurso de amparo “en un programa habitacional que les permita atender el valor actual del mercado de un inmueble con características similares al que actualmente ocupan”. Así, el magistrado resolvió que “en forma alternativa, la demandada podrá dar cumplimiento a lo ordenado a través de otro medio diferente al subsidio, siempre que no importe regresividad respecto a las condiciones de vivienda de las que actualmente gozan el actor y su grupo familiar”.

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-290600-2016-01-19.html

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por QNSR el Mié, 2016-01-20 10:23

Homilía de Monseñor Jorge Lozano en Catedral Metropolitana a 11 años de Cromañón.

velas

"En Navidad abracemos al Niño para experimentar su ternura".

Predicación de monseñor Jorge Eduardo Lozano, obispo de Gualeguaychú en la misa con familiares de víctimas de Cromagnon -11° Aniversario- (Catedral Metropolitana, Miércoles 30 de diciembre de 2015).

En cada Navidad celebramos el nacimiento de Jesús. Es cierto que somos desbordados por propuestas consumistas que muchas veces nos distraen del centro, nos descentran. Pero no menos cierto es que muchas voces con insistencia nos invitan, nos convocan a contemplar a Jesús Niño recostado en el Pesebre. Varias veces escuché decir “Navidad es Jesús”. Incluso me animo a decir que la propuesta de la Navidad va un poco más allá que la contemplación pasiva de una escena en el portal de Belén. El profeta Isaías había anunciado siglos antes: “Un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado". (Is 9,6)

Debemos atrevernos a dar el paso de tomar al Niño en brazos. Como si pudiéramos entrar en el Pesebre en aquella cueva, tal como lo hicieron los pastores, los reyes, José y María, y la creación entera. Podría decirse que la Navidad no es completa hasta que no nos animamos a alzar al Niño, a sentir su aroma, su ternura, a tenerlo junto al corazón. En el Evangelio aparece esta mujer anciana y profetisa (Ana), un anciano que alza al Niño...

La presencia de los niños en la vida suele ser una experiencia sanadora. Miremos a nuestras familias, a nosotros, durante estos años. Cómo cuando nació un hijo, un nieto, un sobrino, un hijo en una familia amiga, el dolor se puso entre paréntesis y empezamos a sacar sonrisas, juego, ternura. Tomar al Niño Jesús en brazos podemos considerarlo en dos sentidos. No se trata de quedarnos con una imagen de yeso o madera más grande o más pequeña. Por un lado tomar al Niño nos hace buscar al niño que habita en el corazón de uno mismo. No al que es egoísta, caprichoso, demandante. Sino al que es confiado, simple, sencillo, directo. Al que se siente necesitado del amor de los demás. El que sabe soñar. Un salmo lo expresa de manera muy bonita: “Señor, mi corazón no es ambicioso ni mis ojos altaneros, no pretendo grandezas que superan mi capacidad, sino que acallo y modero mis deseos, como un niño en brazos de su madre”. (Salmo 130)

Abrazar al niño que existe en cada uno implica asumir el camino de la humildad, la sencillez. Para tomar al Niño Jesús del pesebre hay que inclinarse, casi ponerse de rodillas y estirar los brazos. Quien se queda de pie, mirando de lejos y con los brazos cruzados no llega a participar de la fiesta.

En un segundo sentido lo podemos entender como abrazar la pequeñez y fragilidad en nuestros hermanos. Con la encarnación de su Hijo, Dios enalteció la condición humana y de un modo misterioso ─pero no menos real─ está presente en cada persona, de manera especial en los pobres, en los que sufren.

En el capítulo 25 del Evangelio según San Mateo Jesús se nos muestra presente en los hambrientos, los desnudos, los encarcelados, los enfermos. Llega a decir “lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”. Hace unos meses, con este Evangelio como referencia, Francisco nos recordaba la expresión de San Juan de la Cruz: "En el atardecer de la vida seremos juzgados en el amor".

Jesús está en los postergados, en los que reclaman justicia, los que padecen violencia... los que experimentan el ninguneo de la sociedad que vive anestesiada por la indiferencia y el consumismo. En muchos momentos y lugares escuchamos clamores por la justicia. Es un anhelo del corazón humano y una necesidad ante los atropellos y la corrupción. Es un paso necesario. Pero venía a mi memoria una enseñanza del beato mártir Monseñor Romero: "No basta la justicia, es necesario el amor" (3 de julio de 1977). Podemos decir que la justicia busca restaurar en lo posible el bien perdido, el derecho pisoteado. El amor nos pone de cara al bien por alcanzar, quiere restaurar y sanar las heridas personales y comunitarias.

En este Templo Catedral (como en todas las Catedrales del mundo) se abrió una "Puerta de la Misericordia" que nos pone ante la experiencia de una Iglesia que quiere manifestar el Amor misericordioso del Padre que siempre quiere recibir a sus hijos. Hoy volvemos a encontrarnos aquí porque sabemos que Dios nos abraza mirándonos como a hijos muy queridos. También queremos sentir en ese abrazo una caricia para aquellos que murieron y siguen estando en nuestros corazones y recuerdos. Para construir una sociedad basada en la Justicia, la Paz y el Amor.

Mons. Jorge Eduardo Lozano, obispo de Gualeguaychú

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Mié, 2015-12-30 20:21

Mensaje de una compañera, amiga, periodista... a 11 años de Cromañón.

Lili
 

Ella es chiquita, no deja de moverse, va, viene, busca; anda con paso ligero llevando su grabador a cuestas, ríe, se emociona hasta las lágrimas ... encuentra; con su cabellera rubia al viento, con sus ojos verdes, chispeantes de alegría o rojizos de compartir lágrimas. Nos ha acompañado hace 11 años y no nos olvida, ella nos da las gracias por todo lo que le hemos enseñado, creo que la entrega ha sido mutua, pero mejor darle paso a sus palabras, el abrazo vendrá en unas horas en la Catedral Metropolitana:

"TU DON FUE SERVICIO". (En segunda persona y también en primera persona).
“No te olvides del ayer”, dice un a letra de la Bersuit. Sigue la canción: “Porque si ayer fue lo más, no es vivir de recordar, sino que sirva de puente”. Y la frase que más me gusta y regocija:

“Te despido sin pesar, Sin dejar de recordar tu luz cuando haya neblina.
No, olvidarse no es penar, o es arrastrar la cadena, ni vivir como condena.
Por eso no hay que olvidarse, y a veces hay que parar, que de tanto galopar,
el polvo suele engañar y el caballo desbocarse.”

Once años hicieron que “no nos olvidemos del ayer”. La Tragedia de Cromañón sirvió de puente para actuar en muchas otras tragedias. Los familiares y sobrevivientes fueron el “puente” para preparar un sistema de emergencia, para que los jóvenes estén atentos, para que otros damnificados tengan antecedentes de cómo actuar ante la muerte masiva. Los familiares y amigos de las 194 víctimas (y más) no se quedaron recordando. Hicieron de todo! Marcharon el día uno, después de enterrar a sus hijos, hermanos, nietos, sobrinos, amigos...

Fueron abucheados y cuestionados por un sector de la sociedad que repetía una y otra vez: “¿Que hacían sus padres que no cuidaban a sus hijos?” . Parecía que se les había pegado esa frase en la lengua. Aún da bronca escuchar a los taxistas que, primero se jactan de haber ayudado esa noche, pero después agrede al grupo Cromañón por cortar calles durante las marchas. Padecieron calvarios en la Justicia, que –a mi humilde entender- pareciera tener los ojos vendados para algunos y bien abiertos para otros.

Justicia inepta y lenta, muy lenta. Empresarios corruptos. Funcionarios de poca monta que se dejaron corromper. En fin, la historia la conocemos. Aquí lo importante es saber que los familiares, sobrevivientes y amigos de los muertos en el boliche Cromañón recuerdan la “luz de sus seres queridos cuando hay neblina” . Y eso los hace grandes. Los hace vivir. Los hace fuertes. A lo largo de mi vida admiré fuertemente a quienes luchan para no penar, no “arrastrar la cadena, ni vivir como condena”. Vi matar personas a golpes, conviví con 25 mil refugiados de varios países africanos en la frontera de Túnez - Libia. Sentí el horror de la mutilación, el aplastamiento y la muerte mientras temblaba la tierra en Haití. Escuché gritos estremecedores durante y después de la Tragedia de Cromañón.

“Es mi hijo”, lanzó desde sus entrañas una mujer detrás de un médico forense que daba la primera lista de fallecidos en el boliche, mientras a un policía se le saltaban las lágrimas sin mover un solo instante su cuerpo que parecía imperturbable. Durante 18 horas un hombre sentado en una silla plegable miró un solo punto fijo. No pestañaba. Le daban agua con algodón mojado. Después, los fui conociendo a quienes llamaron mi atención dolorosamente. Y descubrí que son personas de fierro. Empecé a admirarlos y sentir empatía. Dicen que no es normal que un padre entierre a su hijo. Pues en un solo día, hubo que enterrar a 194 hijos (y después más).

La Tragedia de Cromañón no me empalideció, me hizo más fuerte. Por eso, una vez más, les pido disculpas a los sobrevivientes, familiares y amigos de los muertos en el boliche de Once. Mi entereza es fruto de sus fortalezas y estoicismos.

Como siempre: Un gran abrazo y un fuerte apretón de manos!!!

“Por eso no hay que olvidarse, y a veces hay que parar, que de tanto galopar, el polvo suele engañar y el caballo desbocarse.” (Bersuit)

Liliana Arias
Periodista de Radio Nacional

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por QNSR el Mié, 2015-12-30 15:18

Documento consensuado de los familiares de las Víctimas de Cromañón a 11 años.

Treinta

"A once años de Cromañón: otro aniversario sin justicia".

El 30 de diciembre de 2004 un incendio en el boliche Cromañón provocó la muerte a 194 personas y heridas a más de mil. Desde ese momento y hasta hoy, los familiares, sobrevivientes y amigos de las víctimas venimos reclamando por Memoria, Verdad y Justicia. Ya pasaron once años. Hemos recorrido un largo camino hasta aquí. Como Cromañón no fue un accidente sino un hecho criminal, nuestro reclamo apuntó siempre a desactivar la “lógica Cromañón”.

¿Qué es la “lógica Cromañón”? Es el funcionamiento corrupto del Estado y los empresarios que a través de la violación de normas asegura ganancias ilegales para los dueños de los comercios e ingresos para la caja política, poniendo en riesgo la vida de todas las personas. La vimos en Cromañón, en Kheyvis, en el tren de Once y en muchos casos más. Esta lógica Cromañón necesita impunidad para seguir funcionando. Para combatir esta impunidad es que nuestra lucha apuntó a todos los planos: el judicial, el político, el social. Para nosotros luchar por Cromañón no es “quedarse en Cromañón” , no se trata de repetir el hecho una y otra vez sino de luchar desde nuestros lugares, por el nunca más Cromañón, que es luchar porque no se repitan las condiciones que lo hicieron posible. En el plano político, luego de lograr la destitución del jefe de gobierno Aníbal Ibarra a través de mecanismos constitucionales, continuamos con nuestro reclamo anti corrupción frente a cada cambio de administración en la Ciudad de Buenos Aires, puesto que las condiciones que hicieron posible un Cromañón se mantuvieron vigentes, como lo demostraron los incendios de los talleres clandestinos de Flores o el derrumbe en el boliche Beara bajo el gobierno de Macri. Seguiremos denunciando la negligencia, la ineptitud y la corrupción de cada gobierno que mantenga los negociados con los empresarios amigos del poder dejando a la población en situación de peligro permanente.

Increíblemente, pasamos otro aniversario sin los responsables presos. La lucha en el poder judicial nos metió en un laberinto delirante que 11 años después de los hechos impide tener a los condenados tras las rejas. Una serie de estratagemas jurídicas les han permitido a los condenados evadir las penas impuestas. Los condenados por Cromañón han contado con privilegios que ningún otro argentino tiene, y mucho menos si el acusado es pobre y no tiene influencias políticas. ¿Cómo funcionó este dispositivo? A pesar de que ya estaban presos, en agosto de 2014 la Corte Suprema ordenó que se cumpla con el “doble conforme” en las condenas –que no se cumple en ningún caso en nuestro país-, lo cual provocó la liberación de los detenidos hasta tanto quede nuevamente firme la sentencia. El cumplimiento del “doble conforme” se dio hace unos meses: en septiembre de 2015 la cámara IV de Casación Penal dejó firmes las condenas hacia Patricio Fontanet, Christian Torrejón, Maximiliano Djerfy, Daniel Cardell, Eduardo Vázquez, Juan Carbone, Elio Delgado, Raúl Villarreal, Fabiana Fizsbin, Ana María Fernández y Gustavo Juan Torres. A pesar de esta nueva confirmación, estas personas siguen caminando por las calles de nuestro país, gracias a un recurso judicial sobre el cual la Corte no se expidió.

Muchas veces hemos planteado que las demoras judiciales son también una forma de impunidad, y en el caso Cromañón lo venimos padeciendo los familiares y sobrevivientes. Ya son varias decenas de allegados a las víctimas que fallecieron por enfermedades y/o suicidios vinculados directamente con esta impunidad, y nunca vieron a los responsables presos. ¿Cómo es posible que el Poder Judicial nunca rinda cuentas sobre los tiempos de resolución de situaciones tan relevantes para la sociedad? Exigimos que la Corte Suprema se expida de una vez por todas para que las condenas, queden firmes definitivamente y lleven a los responsables de la masacre a cumplir prisión efectiva. La lucha en estos 11 años tomó muchas formas distintas: manifestaciones artísticas, encuentros, marchas, charlas, escraches, impulso de nuevas leyes, documentos, libros, muestras de fotos, etc. Hemos conocido y participado de otras luchas, tan parecidas a la nuestra. Abrazamos a muchas familias que atravesaron dolores similares, y aprendimos a caminar juntos con ellos. En 11 años, aún estamos esperando una respuesta del mundo del rock al hecho Cromañón. Por un lado, asistimos al patético espectáculo de empresarios inescrupulosos que buscan el lucro sin cuidar a los pibes. Por otra parte, no tuvimos acompañamiento generalizado de las bandas –salvo honrosas excepciones- en nuestro reclamo de memoria, verdad y justicia. En ese sentido dejaron pasar una oportunidad histórica. Pero creemos que sigue siendo muy importante que exista un mensaje contundente hacia los jóvenes de hoy acerca de que Cromañón también le pasó al rock.

En estos 11 años los familiares nos nucleamos en distintos grupos que se organizaron para encontrar puntos en común en la lucha. No somos quienes centramos nuestro reclamo en el llanto de la víctima pasiva ni en la venganza. No somos quienes reducimos Cromañón a la discusión sobre la culpabilidad de Callejeros, aunque los consideremos absolutamente responsables de lo sucedido, como parte necesaria de la cadena de responsables que va desde Levy y Chabán hasta Aníbal Ibarra. Sobre todo, denunciamos a los gobiernos corruptos y a la lógica Cromañón que reproduce crímenes sociales evitables. Somos quienes creemos que justicia no es venganza ni revancha, quienes no tenemos odio hacia los responsables de la masacre, sino necesidad de justicia. Somos quienes creemos que nuestra lucha no termina cuando todos los responsables estén presos; no somos quienes lloramos y lloramos por lo que nos pasó ni esperamos que la sociedad nos tenga lástima; no tenemos ningún compromiso ni convenio con ningún gobierno de turno, ni con los Macri ni con los K. Somos quienes entendemos que la lucha nunca se termina, que la lucha se transforma; así, creemos que luchar por nuestros chicos, hoy, es acompañar otras luchas, es estar junto a otras víctimas de impunidad y multiplicar los reclamos para fortalecernos solidariamente para combatir todas las formas de la impunidad.

Somos quienes creemos que no hubiésemos llegado adonde estamos sin el acompañamiento y solidaridad del conjunto de organizaciones sociales, políticas, estudiantiles, sindicales y de DDHH que caminaron a nuestro lado estos años. Somos quienes creemos en la necesidad de continuar la lucha por el juicio y castigo a los genocidas y a todos sus cómplices, que impusieron el terrorismo de Estado en la última dictadura cívico militar. Somos quienes denunciamos las sistemáticas violaciones a los derechos humanos en democracia, de la cual sobran evidencias: Kehyvis y AMIA, Darío Santillán, Maxi Kosteki y el Pocho Lepratti, Luciano Arruga, Kiki Lezcano y Diego Núñez, Paulina Lebbos, la masacre del tren de Once y las inundaciones como la de La Plata 2013, entre muchos otros casos. Somos los que sostenemos que justicia es "que no se repita", lo que significa que terminemos de una vez y para siempre con las condiciones sociales, políticas y económicas que generan la lógica cromañón.

Estamos convencidos que a los familiares de víctimas de la impunidad y a las organizaciones de derechos humanos nos corresponde la autonomía e independencia, el ejercicio de la crítica permanente, a fin de poder denunciar a los gobiernos y funcionarios que deban ser denunciados, porque la lucha por los derechos humanos no terminará hasta que en el mundo no haya una sola injusticia más. Celebramos el histórico fallo de ayer 29 de diciembre que condenó a los funcionarios Schiavi y Jaime y a los empresarios del grupo Cirigliano, como máximos responsables de las 51 muertes en la estación Once. Estas condenas son una victoria de la movilización permanente. Desde el principio planteamos que no hay Levys ni Chabanes sin Ibarras, como no hay Ciriglianos sin Schiavis y Jaimes. Reclamamos además que el proceso se profundice con condenas al resto de los funcionarios. Saludamos a nuestros hermanos de lucha, los familiares de la tragedia de Once, con quienes compartimos el dolor y el camino recorrido. También exigimos el comienzo de los juicios por los inundados de La Plata y la reapertura del juicio contra los responsables políticos del asesinato de Kosteki y Santillán.

Once años después de ese terrible 30 de diciembre de 2004, es hora de que toda la sociedad rompa los candados que cierran las puertas de salida, y se rebele contra la impunidad que apaña el cruce corrupto entre Estado y empresarios. A 11 años los familiares, sobrevivientes y amigos de las víctimas, seguimos exigiendo "JUSTICIA, MEMORIA, CÁRCEL EFECTIVA A TODOS Y CADA UNO DE LOS CULPABLES DE TANTA MUERTE JOVEN Y EVITABLE!

NO QUEREMOS PREBENDAS, SINO JUSTICIA. Y JUSTICIA ES TODOS LOS RESPONSABLES PRESOS Y QUE NUNCA MÁS SUCEDA OTRO CROMAÑÓN!

LOS PIBES DE CROMAÑÓN!
PRESENTES! AHORA Y SIEMPRE!

Adriana Magnoli.
Mamá de Sofía Morales (+), Martín y Santiago (sobrevivientes)
153 369 5918

QUE NO SE REPITA
Asociación Civil

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por QNSR el Mié, 2015-12-30 10:18

11 años de añoranzas.

Corazón y chicos.

"Cuando un alma se va al cielo, en la triste despedida, en nuestra alma hay un hueco, en nuestro corazón una herida. Cuando un alma se va al cielo, el viento sopla en sinfonía, y en sus notas trae tristeza y melancolía. Cuando un alma se va al cielo, hay quejidos, hay lamentos, pero una nueva estrella, brillará en el firmamento. Cuando un alma se va al cielo, solo queda resignarse y esperar ese momento, en que volvamos a encontrarle. Cuando un alma se va al cielo, la tristeza nos invade, pero Dios está contento, le ha llegado un nuevo Ángel. Cuando un alma se va al cielo, nos queda una añoranza, el baúl de los recuerdos es la última esperanza. Haz todas las cosas igual que antes, no alimentes tu soledad con días vacíos, sino llena cada hora de manera útil. Yo estaré cerca de ti y nunca tengas miedo de morir porque yo estaré esperándote en el Cielo".

Al cumplirse 11 años de la Tragedia de Cromañón, nos volvemos a encontrar en la Catedral Metropolitana "para llevar la luz de nuestros hijos hacia el altar" , como lo venimos haciendo desde el año 2005; con sus rostros en nuestros pechos, caminando lentamente mientras un murmullo se aproxima con bendiciones en sus manos. En este sitio sagrado, "hay ángeles volando junto al altar, subiendo y bajando en todas las direcciones; vuelan alrededor nuestro y nos invitan a compartir la mesa de Jesús" .

Acá en este lugar venerado por todos, hemos sido acompañados por párrocos, sacerdotes, obispos, nuestro querido (Padre) Monseñor Jorge Lozano quién estuvo conteniendo a las familias de los fallecidos y a los sobrevivientes, con la misma humildad, caridad y bondad con que lo hizo su maestro, Monseñor Jorge Bergoglio, hoy nuestro Santo Papa Francisco desde esa misma noche. "Cuánto nos han enseñado en cada homilía, cuánto nos han comprendido, cuánto nos han escuchado, cómo han sabido calmar nuestro dolor, atenuado con sus palabras y gestos. Nos hablan del dolor de María ante la cruz viendo a su hijo ya muerto , del perdón, del amor y de esta ciudad olvidadiza que no ha llorado lo suficiente a sus muertos.

Durante estos 11 años hemos luchado por Justicia, algunos dirán que no se logró; "Justicia hubo, aunque los responsables de tanta muerte evitable no estén en prisión, es solo una cuestión de tiempo y tiempo nos sobra" . Serán los tiempos de los hombres, porque los tiempos de la Justicia Divina son desconocidos, pero tarde o temprano "juzga y de ella nadie puede escapar . Por eso debemos mantenernos en paz, con uno mismo y con el hermano que nos acompaña, sabiendo que todo lo hicimos por llegar a ella; que no nos adormecimos, "actuamos" . Es tiempo de recomenzar nuestras vidas, seguir por los hijos que nos quedan, por esta juventud hermosa que trata de salir de los sueños y pesadillas para vivir la realidad que a veces olvidamos: alimentar el alma con todo lo que Dios nos ofrece a nuestra mirada expectante, la vida que tenemos, que es maravillosa y digna de ser vivida intensamente.

"Así que hermano, siente la brisa del vuelo de tu ángel ahora, confía hermano pues esta es tu hora, la bendición llegó y te la vas a llevar" . Seguiremos honrando sus vidas Hijos, con sencillez, humildad y dignidad, como siempre lo hemos hecho; lo hacemos desde el corazón y el alma, con sus bellas y eternas sonrisas, con sus miradas limpias e inocentes. Porque los amamos con todo el alma, sin Uds, pero con uds hijos; porque siempre vivirán en nuestros corazones; con la felicidad que no da sentirlos felices, les regalamos nuestra mejor sonrisa; levantamos nuestra voz para gritar más fuerte aún sus bellos nombres, para que nunca sean olvidados, "para que no vuelva a repetirse otro “Cromañón”; para que la muerte temprana de uds. no haya sido en vano; sentarán un triste precedente histórico en esta Argentina que vuelve a equivocarse con más muertes evitables".

Cris Bernasconi
mamá de Nicolás Landoni .

" Alejandra, Ezequiel, Fernando, Juan Pablo, Gastón, Agus, Pau, Mili, Martín, Mariela, Maxi, Jose Leandro, Sergio, Vicki, Soledad, Gisela, Carol, Alberto, Maria Laura, Rubens, Mariano, Lauty, Sebastián, Nahum, Solange, Gabriela, Romina, Erika, Zaida, Maria Angélica, Gloria, Silvia, Matías, Roberto, Abel, Sol, Cristian, Pablo, Oscar, Mercedes, José Luis, Bore, Matías, Lucas, Claudia, Carla, Emiliano, Analia, Pablo, Abel, Topo, Patricia, Alicia, Edwin, Yamila, Lucas, Roberto, Pe, Romi, Juli, Leonardo, Nicolás, Martín, Eduardo, Ignacio, Ricardo, Juan Carlos, Paola, Leonardo, Macarena, Sebastián, Mayra, Mariana, Liliana, Guido, Marisa, Florencia Soledad, Florencia Laura, Liliana Noemí, Sergio, Derliis, Sebastián, Diego, Laurita, Nayla, Sebastián, Franco, Florencia Soledad, Nicolás, Noemí, Romina, Credro, Marta, Sebastián, Pablo, Matías, Adriana, Marce, Noelia, Juan Ignacio, Nico, Jonathan, Luisiana, Julito, Paola, Erica, Pedro, Esteban, Maximiliano, Diego, Ariel, Jorge, Gustavo, Federico, Mario, Eli, Fernando, Mariano, Evaristo, Estefi, Leandro, Federico, Sofi, Guido, Nicolás, Cecilia, Daiana, Mauro, Deborah, Ana Laura, Walter, Maria Celeste, Jorge, Nelson, Monsi, Lucas, Lucia, Carolina, Griselda, Silvina, Cristian, Emiliano, Eduardo, Hernán, Fer, Luis, Marianela, Gerardo, Ceci, Juli, Sergio, Osvaldo, Agustina, Silvia, Rosa, Luis Alberto, Alicia, Maria Belen, Jacquelin, Valeria, Leandro, Sofía, Nicolás, Alejandra, Mariana, Walter, Pablo, Romina, Marcelo, Roberto, Pablo, Jonatan, Mario Abel, Mario Ramón, Alejandra, Maria Sol, Mariano, Verónica, Facundo, Javier, Cristian, Viviana, Maria Lilia, Bárbara, Dario, Walter, Pablo, Hugo, Valdi, Jose Luis, Gustavo".

"LOS CHICOS DE CROMAÑÓN PRESENTES.
LOS SOBREVIVIENTES DE CROMAÑÓN PRESENTES.
AHORA Y SIEMPRE!!!!"

QUE NO SE REPITA
Asociación Civil.

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por QNSR el Mié, 2015-12-30 09:43

Tragedia de Once: Reflexiones después de la sentencia.

once 2

"Once: por qué CFK es culpable".

Los dos días más tristes del período que gobernaron Néstor y Cristina Kirchner fueron el 30 de diciembre del 2004 y el 22 de febrero del 2012. En el primero de ellos –hoy se cumplen casualmente 11 años– murieron calcinados 200 jóvenes en un boliche. Esa tragedia terminó con la carrera política de Aníbal Ibarra. En el segundo, un tren chocó contra la estación de Once: 52 pasajeros murieron aplastados. Luego de casi cuatro años de debate, ayer la Justicia llegó a una conclusión demoledora: el Gobierno de CFK fue responsable de lo ocurrido. La tragedia de Once no se debió –o, al menos, no se debió exclusivamente– a la imprudencia de un motorman, sino a una cadena de hechos en los cuales la corrupción y la insensibilidad jugaron un rol central. Es prematuro saber qué efectos tendrá esto sobre el futuro político de Cristina. Pero esa mancha, como corresponde, será imborrable.

La comparación entre las tragedias de Cromagnon y de Once es pertinente por infinidad de razones. En principio, la reacción de Néstor y Cristina fue la misma, frente a ambas desgracias. En el primer caso, estaban celebrando año nuevo en Calafate. Se quedaron allí y no dijeron nada hasta que regresaron a Buenos Aires después del día de Reyes. Es curioso, dado ese antecedente, ver cómo se excitaba la dirigencia kirchnerista por la demora de Mauricio Macri en llegar a Concordia. En el segundo caso, Cristina desapareció de la escena pública durante larguísimos cinco días. Al volver, le exigió a la Justicia que aclarara en dos semanas lo que ocurrió y pronunció por primera vez, en ese contexto, la irrespetuosa consigna "Vamos por todo". Once y Cromagnon, además, interpelaron, en medio de un inmenso dolor, a Ibarra y a Cristina, quienes eran reivindicados por parte del mundo "progre". Eso hizo que, por primera vez en muchos años, artistas, intelectuales, periodistas, líderes de derechos humanos, dejaran de sentir la muerte ajena como propia, abandonaran a su suerte a los familiares de las víctimas, los insultaran y se fastidiaran incluso con quienes contribuían a visibilizar su causa. Eran pobres, no eran militantes, por lo tanto, no se debía marchar con ellos. Once y Cromagnon fueron un gran retrato personal y moral del progresismo kirchnerista: a muchos de ellos, la muerte los sensibiliza solo si afecta políticamente a un enemigo.

Pero la razón que más justifica la comparación entre Cromagnon y Once es otra. La carrera política de Aníbal Ibarra terminó, en gran parte, por la existencia de un documento clave. Era un informe de la Defensoría de la Ciudad de Buenos Aires donde se advertía que ese boliche no podía seguir funcionando de la manera habitual porque se ponían en riesgo la vida de los asistentes. Era un solo documento. Ibarra podía haberlo leído o no. Pero su sola existencia tenía una fuerza imponente. Si lo leyó, ¿por qué no hizo nada? Si no lo leyó, ¿no era culpable igual por haberlo ignorado? En el camino que llevó a la tragedia de Once, las advertencias fueron muchas más y mucho más graves. A Ibarra se le pudo haber traspapelado aquel informe. Pagó igual. Cristina, como se verá, no podía ignorar jamás que había una enorme posibilidad de que se produjera una tragedia en el tren Sarmiento. Una de las primeras advertencias sobre lo que podía ocurrir fue formulada, paradójicamente, por Néstor Kirchner. En febrero del 2003, nueve años antes del choque, en plena campaña presidencial, propuso nacionalizar los trenes. Esa declaración tuvo mucha repercusión porque se trató del primer aviso de que las privatizaciones podían ser revisadas. "No puede ser que nuestros trabajadores viajen como ganado", dijo el entonces candidato. O sea que Néstor sabía que algo andaba mal.

El 1 de noviembre de 2005, en la estación Haedo, cientos de personas quemaron vagones y un patrullero, saquearon locales, y apedrearon a la policía. Ciento diecinueve personas resultaron detenidas y 29 terminaron hospitalizados. Dos años y medio después, el 5 de agosto de 2008, los usuarios volvieron a estallar de bronca por una demora de más de una hora de duración y la posterior suspensión del servicio. Hubo pedradas, saqueos e incendios en Merlo y en Castelar. El 2 de mayo de 2011, la bronca volvió a aparecer en la línea Sarmiento. Esta vez se produjeron saqueos a boleterías y una serie de destrozos en las estaciones Haedo, Ramos Mejía, Ciudadela y Liniers. Además, fueron incendiados catorce vagones de la línea Sarmiento. La reacción del Gobierno, en todos los casos, fue estereotipada y macartista: acusó a la izquierda, sin ninguna prueba. En 2005, el dedo oficial apuntó contra la agrupación Quebracho y el inexistente Movimiento Todos por la Patria. En 2008, contra el Partido Obrero y contra Pino Solanas. En el 2011 fue más grave. El Gobierno decidió armar una operación contra Rubén Sobrero, un sindicalista rebelde. El 7 de julio, en una vergonzosa conferencia de prensa, Nilda Garré y Juan Pablo Schiavi celebraron que el juez de la causa caratulara como sabotaje a aquellos episodios. El 30 de septiembre, en un violento operativo policial, Sobrero fue detenido. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, vocero de todas estas operaciones miserables, respaldó la decisión. Luego, por falta de pruebas, liberaron a Sobrero. La causa se cerró sin culpables: otro papelón. Mientras todo esto ocurría, se apilaban documentos que contaban otra historia. La Auditoría General de la Nación y la Comisión Nacional de Regulación de Transporte auditaban lo que sucedía en el Sarmiento. Era un desastre. No se sabía adónde iba la plata de los subsidios. Las condiciones en las que viajaban los usuarios eran humillantes y peligrosísimas. En algunos de esos textos, directamente se pronosticaba la inminencia de una tragedia irreversible. Está todo por escrito. Quien quisiera leerlo, podía hacerlo.

¿Nadie lo hizo?
¿Los leyeron y los cajonearon para seguir con el negocio?
¿Cristina no preguntó qué estaba pasando en esos trenes que transportaban a trabajadores tan humildes que no tenían más remedio que viajar, humillados, durante horas, día tras día?

La televisión empezó a realizar informes periódicos sobre la manera en que viajaban los trabajadores en el Sarmiento. Allí se podía ver las clásicas imágenes, en las que los usuarios viajaban colgados de las escalerillas o gateando sobre los techos, o en vagones con agujeros grandes en los pisos, a través de los cuales podían ver las vías.

¿Nadie vio a tiempo esos informes?
¿Nadie escuchó, leyó, vio, avisó?
¿Y dónde estaba, a todo esto, la presidenta de la Nación?

La última advertencia fue terrible. Se produjo el 14 de septiembre de 2011. Esa mañana, un colectivo pasó una barrera que siempre estaba baja y fue arrollado por un tren. Murieron once personas. El Gobierno volvió a acusar a un inocente: el chofer del colectivo que había muerto en ese desastre. Su viuda, Soledad Gallardo, declaró: "Siempre me hablaba de la barrera de Flores. Me decía que había que esperar, que el tren estaba lejos y la barrera no se levantaba, que a veces se tenían que bajar algunos del auto y levantarla".

Y no es que Cristina no hacía nada. Al contrario. En plena campaña electoral del 2011, con todas esas advertencias previas, la presidenta celebraba la puesta en marcha de trenes de doble piso en el Sarmiento, en actos que compartía con los hermanos Cirigliano, que eran los dueños de la empresa concesionaria y, según los sucesivos fallos de la Justicia, responsables de desvíos millonarios de fondos. Ayer, los Cirigliano fueron condenados. La reacción posterior a la tragedia sumó la crueldad innecesaria a la ceguera anterior. En su primera aparición gritó "Vamos por todo". Y, en una maniobra extrañísima, pidió que las pericias esclarecieran el caso en quince días: llamativamente, hay peritos procesados por falso testimonio. La presidenta nunca recibió a los familiares de las víctimas. Al año de la tragedia los comparó con las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, "que mantienen la alegría pese a todo". Hizo chistes de mal gusto en la estación de Castelar: "Vámonos rápido porque si no viene un tren y nos lleva puestos a todos". Algunos muertos merecieron que su apellido nombrara rotondas, hospitales, escuelas, centros culturales, comedores infantiles, estadios, torneos de fútbol, puentes, avenidas, represas. Los muertos de Once no: ni una bandera flameó a media asta. Varios periodistas del oficialismo hicieron un enorme esfuerzo porque la culpa de la tragedia cayera completa sobre un trabajador de 25 años, el maquinista Marcos Córdoba: hasta ese nivel llegó la obsecuencia. Por si faltaba una confesión de parte, ahí está la rapidez con que, después del 22 de febrero de 2012, la gestión de Florencio Randazzo cambió los ferrocarriles: se podía evitar lo que ocurrió. Cristina ni siquiera se privó de hacer campaña electoral frente a cada vagón que traían de China. Los familiares de los muertos registraban impávidos cada una de esas provocaciones.

El fallo de ayer es categórico, pero no solo el fallo de ayer. El fiscal de primera instancia que investigó el caso, Federico Delgado, no se lleva bien con el juez federal, Claudio Bonadío. Este tiene una mala relación con la Cámara Federal a la que debe reportar. El tribunal oral pertenece a un fuero distinto. Sin embargo, todos los involucrados –fiscal de primera instancia, juez, fiscal de Cámara, Cámara Federal, fiscal del tribunal Oral, y el mismísimo tribunal– coincidieron en el veredicto. Son seis instancias distintas. Dos secretarios de Estado están condenados. Un ministro de íntima confianza será investigado. La historia argentina está dolorosamente marcada por tragedias evitables. Nadie puede separar a Carlos Menem de los muertos por el atentado contra la AMIA, ni a Fernando de la Rúa de los asesinados por la represión del 2001. ¿Por qué razón en el mundo aquellos muertos serían de esos presidentes, y los de Once no tendrían relación con Cristina?

"Le ganamos a los corruptos y a los asesinos" , dijo ayer, un conmovido Paolo Menghini. A su lado, lagrimeaba María Luján Rey. Aplaudían y se abrazaban los papás, las mamás, los hermanos, los hijos de los 52 trabajadores que murieron en Once.

Fue, como dice el lugar común, un oscuro día de justicia.

Ernesto Tenembaum
Periodista

http://www.cronista.com/columnistas/Once-por-que-CFK-es-culpable-20151230-0004.html

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por QNSR el Mié, 2015-12-30 09:41

Sentencia Tragedia Ferroviaria de Once.

Sentencia
 

"Tragedia de Once: condenaron a Jaime, Schiavi, Claudio Cirigliano y otros 18 acusados".

El Tribunal Oral Federal N° 2 de la Capital impuso a Cirigliano nueve años de prisión. En tanto, fijó para Schiavi ocho años de cárcel y para Jaime la pena única de seis años. Los fundamentos se conocerán el 30 de marzo próximo. CIJ TV transmitió en vivo.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2 de la Capital dio a conocer este martes la sentencia en el juicio oral en la causa en la que se investiga el hecho ocurrido el 22 de febrero de 2012, cuando un tren de la línea Sarmiento colisionara con la cabecera del andén número 2 de la estación terminal “Once de septiembre” y que produjera 51 víctimas fatales y 789 lesionados. CIJ TV transmitió en vivo.

El tribunal -integrado por los jueces Jorge Alberto Tassara, Jorge Luciano Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Ana D'Alessio, esta última en calidad de jueza sustituta- impuso a Claudio Cirigliano la pena de nueve años de prisión . Además, fijó para Juan Pablo Schiavi ocho años de cárcel y para Ricardo Jaime la pena única de seis años.

En tanto, el tribunal absolvió a Daniel Fernando Rubio, Luis Alberto Ninona, Mario Francisco Cirigliano, Miguel Werba, Carlos Alberto Lluch, Pedro Ochoa Romero y Antonio Eduardo Sicaro.

El tribunal difirió la lectura de los fundamentos de la sentencia para el 30 de marzo próximo, a las 13. A continuación, el listado completo de condenados y las penas impuestas:

-Marcos Antonio Córdoba: tres años y seis meses de prisión e inhabilitación especial por seis años.
-Carlo Michele Ferrari: seis años de prisión.
-Antonio Marcelo Suárez: cinco años de prisión.
-Laura Aída Ballesteros: cinco años de prisión.
-Guillermo Antonio D’Abenigno: cinco años de prisión.
-Jorge Alberto De Los Reyes: seis años de prisión.
-Daniel Guido Lodola: tres años de prisión de ejecución condicional.
-Roque Ángel Cirigliano: cinco años de prisión.
-Sergio Daniel Tempone: siete años de prisión.
-Pedro Roque Raineri: cuatro años de prisión.
-Sergio Claudio Cirigliano: nueve años de prisión.
-Oscar Alberto Gariboglio: cuatro años de prisión.
-José Doce Portas: cuatro años de prisión.
-Carlos Esteban Pont Verges: seis años de prisión.
-Marcelo Alberto Calderón: ocho años de prisión.
-Jorge Álvarez: ocho años de prisión.
-Francisco Adalberto Pafumi: cinco años de prisión.
-Víctor Eduardo Astrella: cinco años de prisión.
-Alejandro Rubén Lopardo: cuatro años de prisión.
-Ricardo Raúl Jaime: pena única de seis años de prisión e inhabilitación especial perpetua.
-Juan Pablo Schiavi: ocho años de prisión e inhabilitación especial perpetua.

http://www.cij.gov.ar/nota-19587-Tragedia-de-Once--condenaron-a-Jaime--Schiavi--Claudio-Cirigliano-y-otros-18-acusados.html

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Mar, 2015-12-29 17:02

Organigrama de Actos y Homenajes por los chicos de Cromañón al cumplirse 11 años.

zapatillas
 

"Organigrama de Actos y Homenajes a 11 años de la tragedia de República Cromañón".

29 de diciembre: A partir de las 16.00hs a 24hs, en la Plaza de los dos Congresos, situada entre las avenidas Entre Ríos, Hipólito Yrigoyen y Rivadavia.

30 de diciembre: A partir de las 10.00hs en B. Mitre y Ecuador (se terminarán de pintar los nombres).

30 de diciembre: Acto homenaje en Bartolomé Mitre y Ecuador desde las 12hs a 22.00hs y Acto homenaje en Plaza de Mayo de 12hs a 21.30hs.
Misa en Catedral Metropolitana a las 18hs.
Acto central en Plaza de Mayo una vez finalizada la misa.
Marcha de Plaza de Mayo hasta Bartolomé Mitre y Ecuador (horario aprox. de llegada 21.30hs)
Acto Central en B. Mitre y Ecuador.

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por QNSR el Lun, 2015-12-28 10:39