MAS SOBRE LAS ESCUELAS.

escuelas 2

Un reciente informe de la Auditoria del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que relevó las condiciones edilicias de las escuelas de nivel medio, obtuvo conclusiones alarmantes (nuevamente…).
El trabajo es una muestra de 30 establecimientos educativos, seleccionados aleatoriamente, entre los 137 establecimientos públicos de Nivel Medio, dependientes de la Dirección de Área de Educación Media, que se encuentran distribuidos en los 21 Distritos Escolares existentes. En ese exámen se comprobaron las siguientes situaciones:

1. En el 63 % (19 de 30 casos aplicables) se verificó que el tamaño del terreno es inadecuado para la cantidad de alumnos matriculados .
2. En el 20 % (6 de 30 casos aplicables) se verificó que el edificio no se encuentra emplazado en un entorno apropiado, alejado de cualquier centro generador de ruidos y/u olores molestos, que no perturben las exigencias pedagógicas propias del alumnado.
3. En el 63 % (19 de 30 casos aplicables) se verificó que la superficie construida del edificio es insuficiente para la cantidad de alumnos que asisten .
4. En el 23 % (7 de 30 casos aplicables) se verificó que la altura de desplazamiento vertical que debe efectuar el alumnado en forma habitual es superior a lo establecido en la normativa vigente .
5. En el 40 % (12 de 30 casos aplicables) se verificó que el sentido de apertura de la puerta de acceso al edificio es hacia adentro y no hacia el exterior como lo establece la normativa vigente .
6. En el 73 % (22 de 30 casos aplicables) se verificó que el sentido de apertura de las puertas que conforman los medios exigidos de salida (como ser: aulas, sanitarios, etc) son hacia adentro y no hacia afuera como lo establece la normativa vigente .
7. En el 20 % (6 de 30 casos aplicables) se verificó la existencia de circulaciones que conforman medio obligatorio de salida de dimensiones angostas .
8. En el 37 % (11 de 30 casos aplicables) se verificó la existencia de circulaciones obligatorias de salida obstruidas con mobiliario, impidiendo una fácil evacuación del edificio .
9. En el 73 % (22 de 30 casos aplicables) se verificó que las circulaciones verticales obligatorias de salida (escaleras) no cumplen con la reglamentación vigente, ya sea por su ancho, falta de cinta antideslizante, doble baranda, etc.
10. En el 43 % (13 de 30 casos aplicables) se verificó que el bajo escalera es utilizado como depósito de limpieza y materiales en desuso, muchos de ellos inflamables .
11. En el 50 % (15 de 30 casos aplicables) se verificó que las dimensiones de las aulas de uso común son insuficientes, otorgándole a cada alumno una superficie menor a la establecida en la normativa vigente .
12. En el 17 % (5 de 30 casos aplicables) se verificó que las aulas de uso común no tienen iluminación ni ventilación natural .
13. En el 27 % (8 de 30 casos aplicables) se verificó que las aulas de uso común no tienen el sistema de calefacción adecuado
14. En el 53 % (16 de 30 casos aplicables) se verificó que el equipamiento sanitario para el alumnado es insuficiente en relación a la demanda existente .
15. En el 70 % (21 de 30 casos aplicables) se verificó la insuficiencia de superficie adecuada destinada a espacios abiertos .
16. En el 37% (11 de 30 casos aplicables) se verificó l a insuficiencia de superficie adecuada destinada a patio cubierto .
17. En el 50 % (15 de 30 casos aplicables), se verificó la falta de cumplimiento de la normativa en lo que respecta a dimensiones y confort adecuado en el local destinado a Biblioteca .
18. En el 87 % (26 de 30 casos aplicables) se verificó la falta de un espacio de uso exclusivo, destinado a Servicio médico .
19. En el 67 % (20 de 30 casos aplicables) se verificó la falta de Servicios Generales, ya sea Salón de actos (SUM) , Sala de Cooperadora, Cantina, Depósito de Limpieza .
20. En el 76% (19 de 25 casos aplicables) se verificó la existencia de desniveles para poder acceder al establecimiento, no estando salvados por rampas ni ningún otro medio alternativo de elevación .
21. En el 97 % (29 de 30 casos aplicables) se verificó que los desniveles interiores no se encuentran salvados por rampas .
22. En el 73 % (22 de 30 casos aplicables) se verificó la inexistencia de ascensor, como medio alternativo de elevación .
23. En el 63% (5 de 8 casos aplicables) en donde existe ascensor como medio alternativo de elevación, se verificó que los mismos no cumplen con la normativa vigente en lo que respecta a la habilitación y al mantenimiento mensual obligatorio .
24. En el 77 % (23 de 30 casos aplicables) se verificó la inexistencia de vidrios de seguridad en las aberturas .
25. En el 67% (20 de 30 casos aplicables) se verificó la falta del plan de evacuación suministrado por el Programa “Mitigación de Riesgos en escuelas y actividades escolares”; como así también, la falta de capacitación docente, simulacros, etc .
26. En el 60 % (18 de 30 casos aplicables) se verificó que la cantidad de extintores colocados en su correspondiente lugar es insuficiente .
27. En el 33 % (10 de 30 casos aplicables) se verificó que los planos suministrados por la DGYMyE se encuentran desactualizados. Asimismo se verifico que en su gran mayoría no tienen rótulo de identificación del establecimiento, como tampoco la escala de dibujo .
28. En el 53 % (16 de 30 casos aplicables) se verificó la falta de servicio de salubridad especial .
29. En el 43% (13 de 30 casos aplicables) se verifico la inexistencia de un medio alternativo de salida .

Debilidades particulares.

En determinados establecimientos se detectaron deficiencias que hacen notar la carencia tanto del mantenimiento edilicio, como de la inadecuada infraestructura, poniendo en peligro la integridad de la comunidad educativa que los asiste.
Los edificios en los que se observaron mayor cantidad de deficiencias son los siguientes:

a) E.M.E.M. N° 7 DE 9 “Maria Claudia Falcone” de los 31 ítems relevados se detectó que 29 de ellos (93%) presentan deficiencias. Cabe destacar, que este edificio fue recientemente comprado por el Gobierno de la Ciudad.
b) Escuela N° 10 DE 8 “José de San Martín” de los 31 ítems relevados se detectó que 24 de ellos (77%) presentan deficiencias.
c) Escuela N° 10 DE 6 “Ricardo Rojas” de los 31 ítems relevados se detectó que 23 de ellos (74 %) presentan deficiencias.
d) Escuela N° 16 DE 7 “Gabriela Mistral” y Escuela N° 9 DE 11 “José Ingenieros” de los 31 ítems relevados se detectó que 23 de ellos (74%) presentan deficiencias.
e) Escuela de Comercio N° 33 DE 18 “Maipú” de los 31 ítems relevados se detectó que 20 de ellos (64.52 %) presentan deficiencias.

Conclusión.

La infraestructura edilicia existente para el nivel de educación media no responde a la demanda actual, siendo los terrenos donde se desarrollan los establecimientos de dimensiones reducidas.
Existen dos alternativas de mejora a implementar:
􀂾 El incremento de la superficie construida de los edificios existentes con un estudio de prefactibilidad técnica
􀂾 La proyección de nuevos establecimientos educativos.

El entorno inmediato de los establecimientos no denota la existencia de un estudio ambiental adecuado que priorice el bienestar de la comunidad educativa. Esto se concluye al constatar que, algunos de los edificios, se encuentran ubicados a distancias muy próximas de un centro generador de ruidos y olores molestos (tales como: estaciones de servicio, vías del ferrocarril, entre otros). Con respecto a la política de prevención empleada acerca de la posible evacuación del edificio para los casos en que se presenten emergencias, se ha podido verificar que la mayoría de los establecimientos, no cuentan con el Plan de Evacuación suministrado por el Programa “Mitigación de Riesgos en escuelas y Actividades escolares” .
En el 37% de los establecimientos relevados se verificó que las circulaciones obligatorias se encontraban obstaculizadas con mobiliario en desuso. Ello evidencia una inadecuada evaluación de riesgos, no sólo de las autoridades del establecimiento, sino también por parte de la Dirección encargada de controlar el mantenimiento de los edificios escolares dependientes del gobierno de la Ciudad.
En definitiva, nuevamente los jóvenes en riesgo. Los lectores debemos reaccionar. Vayamos a la escuela de nuestros hijos y reclamemos. No confiemos en quienes tienen que cuidarlos, pues pueden defraudarlos como lo hicieron con nosotros (los padres de Cromañón)…