Diario del Juicio Oral

Los Mitos de Cromañon

Newsletter "Que No Se Repita"

Informate de las últimas novedades



Navegación

En línea

En este momento hay 0 usuarios y 39 invitados en línea.

En homenaje a las 74 víctimas del Vuelo 2553 de Austral en la Tragedia de Fray Bentos.

Fray Bentos
 

A 18 años de aquel 10 de octubre de 1997 cuando el avión de Austral, vuelo AU2553 que cubría el trayecto entre Posadas y el aeropuerto Jorge Newbery se estrellara en las cercanías de Fray Bentos, sus familiares siguen pidiendo justicia. El fiscal Fernando Arrigo pidió en el año 2014 que se rechace un pedido de prescripción hecho por algunos de los 26 acusados que deben afrontar un juicio oral y público por sus supuestas responsabilidades.

http://www.quenoserepita.com.ar/otroscromagnones_fray_bentos

Fue el primer Cromañón aéreo y como tal es nuestro deber acompañar a sus familiares en el reclamo de Justicia y honrar las 74 vidas perdidas pronunciando sus nombres para decir luego de cada uno de ellos:

PRESENTES!"

"Achino Viviana, Agostinelli Cristian, Arcamone Miguel, Arrejoria Estela, Badano Andrés, Barberis Aldo, Barella Raúl, Beratti Silvia, Bertoni Mario, Bertoni Juan, Bertoni Jesús, Bertoni Graciela de, Bolongaro Víctor, Bondarenco Miguel, Bondarenco Erick, Bracconi Osvaldo, Carranza Conte Guillermo, Cassinelli Carlos, De Agostino Mario, De la Rua Gustavo, Di Pardo Julio, Dukievich Ana, Elizondo Ricardo, Filippo Cristina, Forner Jesús, Frigerio Edmundo, Fuentes Aldo, Fusse Mario, Gaya Héctor Carlos, Guzmán Liliana, Habib Héctor, Heurer Cristina, Huidobro Maximiliano, Iceta Fernando, Kohen Raúl, Lagroteria Francisco, López Ledo Alberto, Mancini Viviana, Maruca Miguel, Mazza Alberto, Mazza Celia, Mele Marcelo, Méndez de Amaral José, Meurice Claudio, Moore Ronaldo, Mosquera Julián, Nicolet Carlos, Nicolini Carlos, Novoa Rocío, Peterson John, Poblet Ricardo, Politzer Alejandro, Posse,Federico, Reyes Daniel, Rodriguez Rita, Rosso Flavio,
Saravi Augusto, Satz Leonardo, Schulte Gustavo, Sierra José María, Silverio Quintana Teresa, Sosa Gustavo, Sterman Brian, Suárez Héctor, Taboada Claudia, Wem Alfredo, Williams Rubén, Zampino Ana María, Zhentek Silvia. Tripulación: Cecere Jorge (comandante), Nuñez Horacio (primer oficial), Trotta Susana (comisario de a bordo), Rumachella,Bibiana (primer auxiliar), Álvarez Fernando (segundo auxiliar)".


Prescripta la causa de la tragedia del Colegio Ecos.

Ecos
 

"Colegio Ecos: 9 años de la tragedia, una causa prescripta y una ruta igual de peligrosa".

El 8 de octubre de 2006 una tragedia en una ruta santafesina enlutó al país. Fallecieron 12 personas, en su mayoría adolescentes. Nueve años después la ruta sigue cobrándose muertes y la causa busca respuestas en la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe.

A la altura del kilómetro 689 de la Ruta Nacional N° 11 un cartel adherido al alambrado con la imagen de Jesús y la inscripción “no sufran, ellos están conmigo” indica el lugar del accidente. No es lo único. También hay un monolito con una placa recordatoria que ya no se lee y una cruz, en cuyo pie hay piedras con algunos nombres escritos. El lugar no es fácil de encontrar, ya que los árboles sembrados como símbolo de un descanso en paz prácticamente tapan la escena.

El 8 de octubre se cumplen nueve años de la tragedia vial donde 12 personas, en su mayoría adolescentes, perdieron la vida. Nueve años del accidente donde un camión impactó a la altura de Margarita contra el colectivo que transportaba a alumnos y docentes del Colegio Ecos que regresaban de Chaco luego de una actividad solidaria en una escuelita rural. Nueve años de una causa judicial que se inició y prescribió el año pasado y una ruta que no mejoró y sigue siendo muy peligrosa.

En 2006 al regreso de un viaje a la escuelita de El Paraisal, el micro en el que viajaba la delegación de alumnos, ex alumnos, profesores y directivos de Ecos —un colegio de Capital Federal— tuvo un brutal choque: fue embestido por un camión cuyo conductor estaba ebrio. El trágico saldo fue de nueve alumnos fallecidos: Benjamín, Delfina, Federico, Justine, Lucas, Julieta G, Daniela, Nicolás, Julieta P y una docente llamada Mariana. También murieron el conductor del camión y su acompañante. Y hubo casi 40 heridos. Segio Levin, papá de Lucas e impulsor de la Ong Conduciendo a Conciencia junto a otros padres de chicos fallecidos en la tragedia, conversó con El Litoral sobre la proximidad de la fecha que más lo moviliza. Está en plena organización del recital solidario que se hace todos los años para recordar a las víctimas, generar conciencia, reclamar que la seguridad vial sea una política de Estado y juntar donaciones que luego se reparten por escuelas carenciadas de todo el país.

“En diciembre del año pasado prescribió la causa. Obviamente nosotros no lo aceptamos y ahora está en la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe. Pero los tiempos de la justicia no son los nuestros. La justicia siempre tarda mucho más. Por lo tanto sentimos frustración y vergüenza, aunque se levante la prescripción cosa que pensamos que va a pasar” , refirió Sergio. Y agregó: “La causa prescribió por el tiempo transcurrido, tiempo que en realidad fue mal utilizado por abogados, fiscales y jueces. En su momento la justicia entendió que el chofer del colectivo que transportaba a nuestros hijos —Oscar Atamañuk— tuvo responsabilidad —por homicidios y lesiones culposas— y de hecho se le dieron tres años de prisión y siete de inhabilitación para conducir. Lo que pasa es que la sentencia no fue firme y no terminaron de condenarlo” . El fallo de la prescripción de la causa fue de la Cámara de Rafaela.

Sobre la actualidad de los chicos que viajaban con Lucas, Sergio Levin contó que no han tenido más contacto. Algunos son colaboradores en el recital, pero su mayoría sigue con su vida. El vínculo es entre los padres de las víctimas fatales. A 9 años del accidente donde murió su hijo, Sergio jamás regresó al lugar. Le duele. De cualquier manera sabe que “la ruta está exactamente igual a aquel entonces, de dos carriles”. En 2016 se cumplirá una década del trágico accidente donde 12 personas murieron. Y la esperanza de Sergio es no tener la misma sensación de hoy: “A 9 años de lo ocurrido siento vergüenza. Nuestra causa fue mediática y prescribió, imaginate lo que pasará con las otras que son el 99%. En lo que respecta a la ruta, está exactamente igual. Parece que las muertes no sirven como precedentes para hacer obras”.

Día del Estudiante Solidario.

Desde 2007, el Consejo Federal de Educación estableció el 8 de octubre como “Día Nacional del Estudiante Solidario” . Es en reconocimiento a la labor solidaria que diariamente llevan adelante miles de estudiantes argentinos y en homenaje a los nueve alumnos y la docente de la Escuela ECOS de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que perdieron la vida en el accidente.

Santa Fe, después de Buenos Aires, es la segunda provincia con más muertos en accidentes de tránsito. De comparar la cifra entre 2014 y 2006, cuando se produjo la tragedia del Colegio Ecos, se evidencia un notable incremento: 122 personas fallecidas más.

http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/120392-colegio-ecos-9-anos-de-la-tragedia-una-causa-prescripta-y-una-ruta-igual-de-peligrosa

http://www.lanacion.com.ar/1834435-a-nueve-anos-de-la-tragedia-de-ecos-no-hay-detenidos-ni-condenados

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Sáb, 2015-10-10 14:17

Tragedia Río Tercero: indemnización a víctimas y familiares.

Río Tercero
 

Promulgan ley que indemniza a víctimas por voladura de la fábrica militar de Río Tercero en 1995.

El gobierno nacional promulgó la ley para indemnizar a los damnificados por la voladura de la Fábrica Militar de Río Tercero, tragedia ocurrida en noviembre de 1995 en esa localidad de la provincia de Córdoba, que dejó siete muertos y más de 300 heridos.

Así lo hizo mediante el decreto 2062/2015, publicado en el Boletín Oficial, junto al texto de la normativa sancionada, con las firmas de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; y el ministro de Defensa, Agustín Rossi. La iniciativa, presentada por el ex diputado y actual secretario general de la Presidencia, Eduardo "Wado" De Pedro, fue aprobada por unanimidad el 16 de septiembre por el Senado.

Las indemnizaciones, que alcanzarán a 10.691 personas, estarán dirigidas a herederos de personas fallecidas, a quienes hayan sufrido lesiones graves, daño moral y/o psíquico y a quienes hayan tenido perjuicios por daños materiales o desvalorización de las propiedades. Los herederos de las personas que fallecieron a consecuencia de la explosión tendrán derecho a percibir una indemnización equivalente a "la remuneración mensual de los agentes nivel A grado 0 del escalafón para el personal civil de la administración pública nacional, multiplicado por 100".

Los que sufrieron lesiones gravísimas cobrarán el mismo monto reducido en un 30 por ciento. En tanto, la indemnización será un 40% menos para las víctimas con lesiones graves; un 96% menos a quienes hayan demandado al Estado Nacional por reparación de daño moral o daño psíquico; y un 97% menos a los que demandaron al Estado por la reparación de daño material. Quienes pretendan acogerse a esta indemnización deberán desistir de toda acción en los procesos judiciales y renunciar a entablar futuras acciones contra el Estado Nacional.

Por su parte, la norma establece que aquellos que ya hayan percibido un importe menor a raíz de acciones judiciales emprendidas contra el Estado cobrarán la diferencia; mientras que los que cobraron más dinero no están obligados a devolver nada. El pago de la indemnización a los beneficiarios o sus herederos se hará mediante la entrega de bonos de consolidación o bonos de consolidación de deudas previsionales.

El Poder Ejecutivo Nacional reglamentará la presente ley dentro de los 60 días contados desde su publicación. Por las explosiones registradas el 3 y 24 de noviembre de 1995 en la Fábrica Militar Río Tercero, el año pasado fueron condenados a penas de entre 10 y 13 años de prisión cuatro imputados.

http://www.ambito.com/noticia.asp?id=810734

http://www.d24ar.com/nota/361364/indemnizaran-a-victimas-de-la-tragedia-de-la-fabrica-militar-de-rio-tercero.html

http://www.d24ar.com/notas.php?id=209562

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Jue, 2015-10-08 06:31

El muerto se asusta del degollado, La AGC en la mira por su funcionamiento.

AGC
 

La Legislatura aprobó un pedido de informes para que la Agencia Gubernamental de Control diera cuenta de sus actividades. Está en la mira por sus procedimientos y controles así como aparentes irregularidades.

El aparente uso de actas duplicadas, y la anulación de clausuras por pedidos telefónicos de funcionarios expusieron en los últimos meses a la Agencia Gubernamental de Control (AGC), que conduce José Gómez Centurión, un funcionario también observado por la habilitación en el caso Iron Mountain.
En particular, el funcionamiento total del organismo quedó ahora bajo la lupa. La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó un pedido de informes para que en 30 días se explique cuáles son los manejos y modalidades operativas en el desempeño de los inspectores, supervisores y niveles de coordinación de la Agencia Gubernamental de Control.

A raíz de presuntas irregularidades en establecimientos sujetos a la acción fiscalizadora, el Frente para la Victoria, a través del diputado Gabriel Fuks, promovió un pedido de informes al que el PRO accedió luego de su paso por comisión y que fue convalidado este jueves en sesión ordinaria. Para el kirchnerismo, el funcionamiento de la AGC que –al parecer no sigue ningún patrón de control e interviene de modo “aleatorio”– responde “a un esquema de encubrimiento, donde se habilitan obras irregulares y se autoriza el funcionamiento de talleres clandestinos”.

“Estas irregularidades tienen un alto costo en la vida de los porteños, ya lo vimos en varios establecimientos de la Ciudad que sufrieron incendios y derrumbes, donde murieron personas” advirtió, por su parte, el diputado del Frente para la Victoria, Gabriel Fuks, autor de la iniciativa. Fuks se encargó de manifestar su expresión para que el Ejecutivo porteño “responda en el período pautado”. “Hay que aclarar sobre el funcionamiento operativo de la cada vez más cuestionada Agencia Gubernamental de Control, conducida por el ‘perdedor serial de expedientes’, Juan José Gómez Centurión” , cuestionó. Cabe recordar que días atrás, qué dio cuenta del circuito de los pedidos de informes, muchos quedan estancados en las comisiones y los que ven la luz en el recinto son respondidos, por fuera del plazo correspondiente, por parte del ejecutivo porteño.

http://www.revistaque.com/legislatura/la-agc-en-la-mira-por-su-funcionamiento-02102015.html


Lecciones no aprendidas después de Cromañón.

zapatillas
 

Corría el año 2011 cuando le presenté a Pablo Bruera, el intendente de la Ciudad el primer borrador del ahora vigente Código de Nocturnidad, el que nos llevó varios meses de trabajo en un equipo multidisciplinario que contó con la generosa e invalorable contribución de los familiares y las víctimas de Cromañón. La decisión política estaba tomada y, tras ser presentado por la máxima autoridad municipal, la normativa fue aprobada con algunas modificaciones y correcciones del original.

En la gestión de riesgos no existe la fatalidad. El riesgo siempre implica decisiones humanas.

El Código vigente básicamente introduce los conceptos de “gestión de riesgos” y “Seguridad Humana” (ONU). En él, entre otras cosas, se repiensa la seguridad desde la perspectiva de la calidad integral de los servicios a los ciudadanos. Además, se establecen claramente las responsabilidades tanto de los empresarios y organizadores como de los trabajadores y el público concurrente, en el marco de que la seguridad no es un tema policial sino de todos los ciudadanos, incluyendo por supuesto, a los órganos de control. Por lo expuesto, existe normativa municipal que regula la gestión de riesgos de la actividad. Dicho esto, los riesgos -que son siempre antrópicos, es decir, generados por el propio hombre-, son posibilidades de ocurrencia de eventos adversos; por tanto, previsibles y evitables.

En gestión de riesgos no existe la fatalidad. El riesgo implica siempre decisiones humanas, y en la mayoría de los casos estos eventos adversos devenidos de los riesgos, son productos multicausales de una serie de decisiones. Lo sucedido en el Club Atenas durante el recital de “Viejas Locas”, la banda liderada por Pity Alvarez, demuestra claramente que han fallado todas las alertas tempranas (si las había), y por ende, el sistema de seguridad. Esto implica que hay una cadena de responsabilidades ante un evento generador de masiva concurrencia.

El lanzamiento de llamas, propio de un espectáculo circense, no fue un exceso o un exabrupto. Fue más bien, algo planificado. Por tanto, es ingenuo delegar toda la responsabilidad en una persona -en éste caso Álvarez-, ya que fueron decenas quienes intervinieron en el montaje del show, al igual que la productora y la empresa que brindó el servicio pertinente de seguridad operativa , exigido en la ley Nacional 26.370. Resulta impensada esta provocación a días de la decisión de la Cámara Federal de Casación Penal que dejó firme la condena contra los integrantes de la Banda Callejeros y otros cuatro imputados por la masacre del Boliche República de Cromañón ocurrido el 30 de diciembre de 2004, que dejó como saldo 194 muertos y más de mil heridos.

Atento a los elementos conocidos y a las entrevistas realizadas a participantes del evento, la intervención de los bomberos allí presentes hizo cesar al cantante en su actitud de lanzar llamas a la multitud en un espacio cerrado. Lo que significa un 10 en la “reacción” y un 0 en la “prevención”. Siendo parte de la buena nota también, la inmediata actuación de oficio del fiscal interviniente. Por tanto, ahora desde la perspectiva de la gestión integral de riesgos, tenemos la responsabilidad no solo de buscar culpables sino de analizar y estudiar las condiciones que hicieron factible el hecho. En función de ello van estas simples reflexiones: Se debe hacer un abordaje interdisciplinario de la planificación y montaje del evento; se deben establecer protocolos y procedimientos de seguridad firmados por todos los responsables tanto privados como organismos de control, como también promover la presencia de un experto en Seguridad e Higiene que arriesgue su matrícula en la autorización del evento, habilitando técnicamente el desarrollo del mismo.

En esta sociedad post Cromañon la sociedad debe trabajar a destajo para lograr la tan anhelada cultura de la prevención. Es imprescindible actuar bien antes y no sólo después…. Por eso más allá de Pity Alvarez, fracasó el sistema, y no podemos ponernos contentos solo porque los bomberos actuaron rápidamente. En esta época post Cromañon, la sociedad en su conjunto debe trabajar a destajo para lograr la tan anhelada “cultura de la prevención”. Siendo a mi juicio lo más preocupante como indicador, la gran cantidad de jóvenes que “naturalizaron” el incidente.

Es por ello, que no debemos quedarnos únicamente con una causa abierta a Pity Alvarez, sino avanzar en la cadena de responsabilidades y promover el análisis de lo sucedido justamente para que no vuelva a ocurrir.

(*) Por ERNESTO QUINTAR (El autor fue director de Control Urbano de la Municipalidad de La Plata.)

http://www.eldia.com/opinion/lecciones-no-aprendidas-despues-de-cromanon-86663

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por QNSR el Jue, 2015-10-01 12:18

Documental "La lluvia es también no verte" realizado por Mayra Bottero.

"LA LLUVIA ES TAMBIÉN NO VERTE."

Un documental de Mayra Bottero. Producido por Machita y Mitaí Films. Con el apoyo del INCAA. Documental acerca de una de las luchas sociales más importante...

"Liberar" por estos días también significa "compartir", dejar que lo tuyo se convierta de los demás, para cuando ellos quieran. De esta manera, como tras un ritual con alas invisibles, te sentís más livianito.. como para seguir empezando infinitamente, seguir habiendo dicho todo lo que pesaba adentro tuyo. La ilusión, ahora es que sea de un montón de otros. .

Gracias, Liv Zare, Florencia Franco, Gabriela Cueto, Rocío Milena Bottero, Loreta Neira Ocampo, Martin Lehmann, Manuel de Andres, Gerardo Kalmar, Franco Rimoldi, Valeria Racioppi, y todos!

Si quieren saber un poco más de Cromañón, aquí pueden ver el documental La lluvia es también no verte, y conocer todo lo que no se pregunta y por lo tanto no se reflexiona. https://www.youtube.com/watch?v=Xkr_pZ1gev8

Mayra Bottero.

Película 1
 

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Jue, 2015-10-01 06:27

30 de Setiembre, paz y Justicia para uds. hijos!!

Panel Cromañón

"Hijos que cambiaron la cuna por estrellas, nuestros brazos por la luz de la luna, las caricias de todos nosotros sus padres por las lágrimas de amor que siempre despertarán. Hijos que brillan y brillarán siempre... Cada vez que los recordamos, viven... Cada vez que los nombramos, vibran... Cada vez que los soñamos, aparecen... Cada vez que sale el sol, nos entibian... Imaginar sus rostros nos da la alegría de saberlos felices... La paz ilumina sus ojos; como ángeles del Cielo rozan nuestra mejilla con ese beso tan ansiado ... La paz ya está con nosotros hijos... es hora de descansar".

Un 30 más de aquella trágica noche que nos arrebató la vida de 194 jóvenes, dejando a miles de sobrevivientes con secuelas físicas y psíquicas; seguimos honrando sus vidas y su memoria. "Seguimos luchando para que no haya más muertes jóvenes, para que toda la juventud pueda salir a divertirse como lo hicieron uds. sin saber que caerían en una trampa mortal, gestada por aquellos hombres que solo pensaban en lucrar con sus hermosas vidas: funcionarios, policías, bomberos, empresarios, músicos". Un día 30 distinto, donde se confunden nuestras emociones, porque "uds. hijos ya no volverán ....esa es la triste realidad" ; a pesar que la Sala IV de la Cámara de Casación Penal haya rechazado los recursos presentados por los defensores de los 14 condenados y una vez firme, deban volver a prisión a terminar de cumplir sus condenas. El objetivo de tantos años de lucha era llegar a la "MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA" ; memoria activa no solo en todas nuestras actividades y marchas, sino con cada historia de vida de uds en nuestra memoria. "No hubo odio, rencor o sed de venganza en la lucha como proclaman, solo ansias de JUSTICIA". La Verdad siempre la supimos, la Justicia demoró, pero nos dio la razón; hoy sentimos un aire fresco en nuestros corazones, hoy nos roza y acaricia la paz que tanto buscamos. Hijos, los honramos con sencillez, humildad y dignidad, como siempre lo hemos hecho; lo hacemos desde el corazón y el alma, con sus bellas y eternas sonrisas, con sus miradas limpias e inocentes. Porque los amamos con todo el alma, sin Uds, pero con uds hijos; porque siempre vivirán en nuestros corazones; con la felicidad que no da sentirlos felices, "les regalamos nuestra mejor sonrisa; levantamos nuestra voz para gritar más fuerte aún sus bellos nombres, para que nunca sean olvidados, para que no vuelva a repetirse otro “Cromañón”; la muerte temprana de uds. no ha sido en vano, sentarán un triste precedente en la historia de esta sociedad Argentina tan olvidadiza, que aún no los ha llorado lo suficiente".

" Alejandra, Ezequiel, Fernando, Juan Pablo, Gastón, Agus, Pau, Mili, Martín, Mariela, Maxi, Jose Leandro, Sergio, Vicki, Soledad, Gisela, Carol, Alberto, Maria Laura, Rubens, Mariano, Lauty, Sebastián, Nahum, Solange, Gabriela, Romina, Erika, Zaida, Maria Angélica, Gloria, Silvia, Matías, Roberto, Abel, Sol, Cristian, Pablo, Oscar, Mercedes, José Luis, Bore, Matías, Lucas, Claudia, Carla, Emiliano, Analia, Pablo, Abel, Topo, Patricia, Alicia, Edwin, Yamila, Lucas, Roberto, Pe, Romi, Juli, Leonardo, Nicolás, Martín, Eduardo, Ignacio, Ricardo, Juan Carlos, Paola, Leonardo, Macarena, Sebastián, Mayra, Mariana, Liliana, Guido, Marisa, Florencia Soledad, Florencia Laura, Liliana Noemí, Sergio, Derliis, Sebastián, Diego, Laurita, Nayla, Sebastián, Franco, Florencia Soledad, Nicolás, Noemí, Romina, Credro, Marta, Sebastián, Pablo, Matías, Adriana, Marce, Noelia, Juan Ignacio, Nico, Jonathan, Luisiana, Julito, Paola, Erica, Pedro, Esteban, Maximiliano, Diego, Ariel, Jorge, Gustavo, Federico, Mario, Eli, Fernando, Mariano, Evaristo, Estefi, Leandro, Federico, Sofi, Guido, Nicolás, Cecilia, Daiana, Mauro, Deborah, Ana Laura, Walter, Maria Celeste, Jorge, Nelson, Monsi, Lucas, Lucia, Carolina, Griselda, Silvina, Cristian, Emiliano, Eduardo, Hernán, Fer, Luis, Marianela, Gerardo, Ceci, Juli, Sergio, Osvaldo, Agustina, Silvia, Rosa, Luis Alberto, Alicia, Maria Belen, Jacquelin, Valeria, Leandro, Sofía, Nicolás, Alejandra, Mariana, Walter, Pablo, Romina, Marcelo, Roberto, Pablo, Jonatan, Mario Abel, Mario Ramón, Alejandra, Maria Sol, Mariano, Verónica, Facundo, Javier, Cristian, Viviana, Maria Lilia, Bárbara, Dario, Walter, Pablo, Hugo, Valdi, Jose Luis, Gustavo".

"LOS CHICOS DE CROMAÑÓN PRESENTES.
LOS SOBREVIVIENTES DE CROMAÑÓN PRESENTES.
AHORA Y SIEMPRE!!!!"

QUE NO SE REPITA
Asociación Civil.

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Mar, 2015-09-29 18:50

La nueva locura de Pity Alvarez: ahora juega con fuego.

Pity
 

No bastaron las declaraciones que hizo en su momento Pity Alvarez, cantante del grupo "Viejas Locas" sobre la masacre de Cromañón; no bastó la muerte de Rubén Carballo en el año 2009 en uno de sus recitales, va por más. Sigue poniendo en peligro a los jóvenes, ahora es el turno de "jugar con fuego" . Evidentemente Pity no aprendió nada; ninguna enseñanza le dejó Cromañón, la muerte de 194 jóvenes, los miles de sobrevivientes; actúa con la misma inconsciencia del grupo Callejeros; la locura de este personaje sigue poniendo en riesgo la vida de los jóvenes. Hasta cuándo?

"Demoraron a "Pity" Alvarez por lanzar llamaradas de fuego durante un show".

Ocurrió en la noche del sábado en La Plata, durante un recital de "Viejas Locas". En el inicio del tema "Fuego" se paseó con una antorcha, luego tomó un líquido combustible y lanzó llamas con la boca. Estuvo demorados pocas horas.

El cantante Cristian "Pity" Alvarez fue demorado el fin de semana luego de que en un recital del grupo "Viejas Locas", en un club de La Plata, tomara combustible y lanzara un par de grandes llamaradas con su boca. El hecho ocurrió el sábado por la noche durante un show realizado en el club Atenas de la capital bonaerense cuando, en el inicio del tema "Fuego", Alvarez encendió una antorcha con la que se paseó durante varios segundos por el escenario.

En un momento, tomó un recipiente e introdujo en su boca un líquido similar al querosene, luego de lo cual lanzó un par de llamaradas que causaron furor pero también temor entre los asistentes. Según informa el diario El Día de La Plata, personal del cuartel de Bomberos que brindaban seguridad en el lugar intervinieron para controlar la situación, debido al peligro que significaba la presencia de fuego en un lugar cerrado. Luego del show, el cantante fue demorado en la comisaría quinta de la capital provincial y fue notificado de la apertura de una causa por "averiguación de ilícito", aunque rápidamente fue liberado.

Alvarez, de 43 años, protagonizó en los últimos años varios hechos vinculados a su adicción a las drogas, e incluso fue detenido en varias oportunidades. De hecho, en julio del año pasado, el Tribunal Oral en lo Criminal N 20 lo declaró inimputable en una causa por amenazas coactivas agravadas por el uso de arma de fuego, portación de armas de guerra sin la debida autorización legal, daño, portación de arma de fuego de uso civil condicional y encubrimiento agravado. En su sentencia, los jueces ordenaron que el músico realice un tratamiento debido a su "poliadicción con el consecuente riesgo de involucrarse en conductas socialmente desajustadas".

http://www.clarin.com/sociedad/Demoraron-Pity-Alvarez-lanzar-llamaradas_0_1439256193.html

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por QNSR el Lun, 2015-09-28 12:09

Derrumbe Gimnasio Orion: Exigen crear un espacio de la memoria en Villa Urquiza.

Orion 1
 

"Exigen crear un espacio de la memoria en Villa Urquiza".

Familiares de las víctimas del derrumbe del gimnasio Orión realizaron un acto al cumplirse cinco años de una tragedia que se pudo haber evitado. Procesaron a un empresario y un ingeniero, pero a ningún funcionario.

Los familiares de las víctimas del derrumbe del gimnasio Orión -junto a la Mesa Barrial de Participación Comunitaria en Seguridad de Villa Urquiza y Villa Pueyrredón- organizaron un acto al cumplirse el quinto aniversario de la tragedia. Su objetivo es impulsar la instauración de un espacio público dedicado a la memoria en el predio donde se encontraba el edificio y en el terreno contiguo, donde se realizaban tareas para una nueva construcción, la que ocasionaron el desmoronamiento que causó tres muertos y once heridos.

David Blaustein, guionista y director de cine, se acercó al lugar y expresó: “Un Estado que no es Estado, no funciona. Mauricio Macri sigue acumulando muertos. Acumula muertos en inundaciones, en geriátricos que se incendian, en archivos que no se inspeccionan, en gimnasios que se caen. No hay un Estado presente para ciertos sectores de la sociedad, pero sí para negocios empresarios e inmobiliarios, porque este es el concepto de Macri”.

El gimnasio Orión, ubicado en la calle Mendoza 5030, se derrumbó el 9 de agosto de 2010. En el terreno lindante se planificaba construir un edificio de diez pisos. Una máquina retroexcavadora de la empresa José Pataro SRL, encargada de crear las condiciones para un futuro estacionamiento, fue –según la pericia de los bomberos- la causante del desmoronamiento que terminó con la vida de Luis Lu (23), Maximiliano Salgado (18) y Guillermo Fede (37).

En el momento del desastre, el jefe de Gobierno seguía sosteniendo que la obra se encontraba en regla. Sin embargo, cuando las fallas graves y estructurales en la excavación se confirmaron, despidió al entonces titular de la Agencia Gubernamental de Control, Oscar Ríos, y apuntó al ingeniero de la obra, Guillermo Heyaca Varela, como último responsable. Cinco años más tarde, Patricia Izraelewicz, madre de Maximiliano Salgado, cuenta que aún no hay imputados ni procesados pertenecientes a instituciones gubernamentales de la Ciudad, pero que la causa penal ha avanzado: “Después de una audiencia que se hizo el 25 de agosto, los jueces confirmaron el procesamiento del ingeniero Guillermo Heyaca Varela y del dueño de la constructora, el empresario Daniel Menta, por estrago doloso. Con el gobierno será una segunda etapa. Que algunos de los culpables sean procesados es más que importante. Después, obviamente, seguiremos luchando para el resto”.

Israelewicz está convencida de que la situación en el mercado de la construcción no cambió demasiado a pesar del paso del tiempo: “Hay mucha especulación inmobiliaria y corrupción y no se repara en tragedias evitables, como ésta y muchas otras de los últimos años. Desde el Gobierno de la Ciudad no dicen nada, se desligan de toda responsabilidad, pero tienen gran parte de la culpa. A medida que me fui metiendo en la causa Orión, pude darme cuenta de que ellos la podrían haber evitado”. La mujer se refiere a que, en noviembre del año del derrumbe, una pericia de Bomberos determinó que ni los constructores ni el Gobierno habían tomado las medidas necesarias para evitar el daño a la estructura del gimnasio: “Cuando vinieron a inspeccionar la obra, no los dejaron pasar. Ahí tenían que hacer la denuncia y clausurarla. Los inspectores fueron tres veces, les impidieron el paso y así siguió la construcción. Es bastante grave por parte de ellos”.

De los familiares surgió la idea de que el terreno vacío, en el que pastizales y escombros conviven diariamente, se convierta en un espacio abierto de memoria. Por eso juntan firmas para pedir a los legisladores porteños que no se construyan nuevos edificios en el lugar. Quieren evitar que los intereses y los negocios inmobiliarios vuelvan a ser cómplices de la falta de controles en la Ciudad. Carlos Tomada, ministro de Trabajo y legislador porteño electo por el Frente para la Victoria, se acercó a la conmemoración y señaló: “No fue un hecho aislado, sino un símbolo de lo que genera una política de Estado inexistente. Esto se inscribe en los resultados negativos y ya demasiado reiterados del abandono de las responsabilidades del Gobierno de la Ciudad en materia de control y fiscalización. No nos olvidemos que Macri intentó suprimir el área de Inspección Laboral, ante lo que se planteó una cautelar. Nos hubiéramos quedado sin una dependencia que debería controlar la existencia de, por ejemplo, talleres clandestinos y cuestiones vinculadas con la salud y la seguridad en el trabajo”.

Izraelewicz, por su parte, explicó: “No quiero que quede un baldío porque no quiero ese mal recuerdo que, ya de por sí, llevamos adentro. Prefiero un espacio público donde haya gente que descanse, que disfrute”. Marta Wang, madre de Luis Lu, una de las víctimas, agregó con indignación que se habían enterado de dos ideas diferentes: la construcción de un shopping y la de un banco. Su compañera de lucha completó la idea compartida por ambas: “Pueden proyectar lo que quieran, pero esto no se puede tocar hasta que termine el juicio, que da para largo porque todavía falta la parte del Gobierno. Si la causa se cierra por completo, creo que vamos a lograr hacer el espacio público que queremos”.

Los Procesados.

El empresario Daniel Menta y el ingeniero civil Guillermo Heyaca serán procesados por "estrago doloso". Así lo resolvió la Cámara de Apelaciones, que aseguró que si los imputados hubiesen tenido una "conducta reglamentaria" podría haberse evitado la tragedia. Los hechos ocurrieron en agosto de 2010, cuando el local Orion Gym, en Mendoza y Triunvirato, se desplomó a consecuencia de la excavación de un terreno lindante para la construcción de un edificio.

Los camaristas "Mirta López González, Ricardo Pinto y Mariano Scotto confirmaron los procesamientos de primera instancia de Menta, el dueño del terreno, y Heyaca, el director de obra, por 'estrago doloso'", contó Damboriana, abogado del dueño del gimnasio, Pablo Galli, querellante en la causa. "Tendrían que haber adecuado el diseño de la obra" y tenían "competencia para evitar el daño si hubieran realizado las conductas debidas" , sostienen el escrito. Damboriana comentó que las declaraciones de testigos "dieron cuenta de que hubo tres o cuatro oportunidades en que se informó que la obra estaba afectando locales contiguos".

Orion 2
 

http://www.parquechasweb.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=894:exigen-crear-un-espacio-de-la-memoria-en-villa-urquiza&catid=46:noticia-principal

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por QNSR el Sáb, 2015-09-26 07:45

Reflexiones, ideas y sensaciones sobre la sentencia de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal.

logo qnsr
 

Estimados:

Primero dedicaré un párrafo a la información pura de la sentencia que en el día de la fecha se me notificó. Como consecuencia de los rechazos de los recursos de casación, se han confirmado las condenas oportunamente dictadas y los condenados, una vez firme este fallo (lo que acontece una vez que se rechacen los recursos extraordinarios de las defensas –que seguramente articularán), deberán cumplir lo que resta de su pena. A saber, deberán completar sus penas que, a fin de refrescar la memoria, recuerdo: Fontanet, 7 años; Torrejón, 5 años; Djerfy, 5 años; Cardell 3 años, Delgado, 5 años; Carbone, 5 años; Vázquez, 6 años; Villareal, 6 años; Fiszbin, 4 años; Torres, 3 años y 9 meses. Respecto de Fernández, por mayoría se acordó morigerar su pena y llevarla 2 años y 10 meses.

Luego de lo expuesto, lo que sigue es una reflexión que me suscita el fallo que, quienes deseen, pueden prescindir de leer. Algunas ideas y sensaciones.

La sentencia de hoy es un pronunciamiento sumamente trascendente que, además, pienso como una suerte de final de un camino. Ciertamente puede haber un recurso extraordinario que se conceda, pero las posibilidades de modificación son muy remotas y, en todo caso, no alteran cuanto expongo (también quedan las acciones civiles, que tampoco modifican la reflexión). Pido se me excuse la longitud, pero entendí necesario compartir algunos sentimientos y también párrafos de la sentencia.

Luego de un dilatado y accidentado trayecto en la justicia, que empezó –en mi caso- al día siguiente del hecho, transitamos en el Poder Judicial por infinidad de situaciones. El Juez Pedro David (uno de los que suscribe la resolución de hoy), lo reconoce: “Las sucesivas decisiones judiciales en esta causa han estado cerca de crear un laberinto jurídico”.

Padecimos una instrucción en manos de una Jueza como María Angélica Crotto, que batalló denodadamente por apartar de la causa a funcionarios y a Ibarra, frustrando sus afanes un cáncer lamentable, pero con algo de vindicador. Luego el Juez Lucini, que obró correctamente contra aquellos funcionarios, fue detenido en el instante en que correspondía convocar a indagatoria al Jefe de Gobierno: el freno tuvo forma de ascenso a camarista. Luego de un interregno destinado a aplacar y frenar, a cargo del luego promovido Néstor Costabel (hoy juez de tribunal Oral), vino el interinato feliz del Juez de Instrucción Baños. Con su intervención se inspeccionaron detenidamente las instalaciones del hotel, las del local y se logró procesar a Levy (otro de los protegidos por Crotto). Las acusaciones las fuimos construyendo pausadamente: extendiendo los hechos, a través de la imputación de cohecho a Callejeros y mediante la citada incriminación a Rafael Levy y todo lo que esta implicaba (costó años y muchas frustraciones). El trámite de todas estas imputaciones no fue lineal ni sencillo, sino como dice David, “laberintico”. Sucesivas marchas y contramarchas, a través de la Sala III de Instrucción (Garrigos, Bruzzone, Pociello Argerich), con baja de calificaciones, recursos a casación, etc. Luego de años, vinieron los dos juicios orales y, a su vez, las respectivas instancias de casación.

Reseño todo esto para resaltar algo que considero insoslayable: en cada uno de estos pasos, los hoy condenados tuvieron defensas plenas (y costosas), ejercieron en plenitud todos sus derechos y hasta estrenaron en esta causa el doble conforme (y digo estrenaron, porque la primer aplicación de esta doctrina de la Corte Interamericana aconteció en nuestra causa) y obtuvieron singulares modalizaciones en la aplicación de las penas (Fontanet en su internación, o el arresto domiciliario de Ana María Fernández). En definitiva, al final de este largo camino creo que podemos decir que tenemos una sentencia digna de nuestros hijos:

a) Fue dictada en un proceso presidido por la tutela irrestricta y amplísima de la garantía de la defensa.

b) Intervinieron todas las instancias posibles y todos los Jueces que fueron menester.

c) Se utilizaron todos los recursos que los Códigos Procesales autorizan.

d) Se tutelaron todas las garantías que el proceso acuerda a los imputados.

e) Se atendieron infinidad de planteos y argumentos (no se imaginan el arsenal dialectico que tuvimos que replicar en estos años, solo posible cuando hay defensas técnicas bien remuneradas).

Estos cuidados convierten a la sentencia final en un producto justo, incontrastable e inconmovible. Lo que nuestros hijos merecen: no una sentencia obtenida con marchas o apoyos circunstanciales (Carlotto, remeras amarillas, extravíos mediáticos de Chaban, victimizaciones, etc.), sino transitada por cada una de las instancias que el proceso exige, aun a costa de padecimientos y torturas personales. Algo similar a lo ocurrido con la destitución de Ibarra, obtenida previo dictamen de una Comisión Investigadora, sucesivo sometimiento a juicio político por una sala acusadora y juzgamiento por una sala juzgadora, integradas por todos los espectros de la política de la ciudad, y con renovación parcial por un proceso electoral de por medio. Por si fuera poco, la destitución resultante fue revisada por el Tribunal Superior de la Ciudad y confirmada.

Así se obtuvo cada resultado en la lucha por Cromañón. Sin romper nada, sin agredir, sin postular la venganza ni la justicia por mano propia. Transpirando y superando las contrariedades, y obcecadamente reclamando. Y es satisfactorio que al final de ese camino la sentencia reconozca que “es evidente que frente a un grave suceso como el aquí juzgado, el Estado tiene el deber ineludible de aplicar las normas penales que correspondan legalmente. En el ejercicio de dicha obligación no puede olvidar, cuando se juzgan episodios delictivos de la magnitud del resultado que éste tuvo, que no se podría construir ni, finalmente, ejecutar, un derecho penal sin la imposición de una pena, en el caso de prisión, y, más especialmente, de efectivo cumplimiento. Ello, por cuanto, en definitiva, esa pena pública así aplicada constituye el más poderoso medio de que dispone el Estado para asegurar también, por fin, la inquebrantabilidad del orden jurídico; toda vez que, por definición, cuando otras medidas morales, sociales, y hasta legales no penales e incluso reglamentarias fracasan, el derecho penal asegura, en última instancia, la coercibilidad del orden jurídico”. También que afirme que “que todo esto debe hacerse imperando la justicia distributiva, que lleva a no minimizar las infracciones graves por una benevolencia infundada. Lo que debe tenerse en cuenta en esta causa, ateniendo, asimismo, a que las numerosas víctimas tienen derecho, justamente, a que el delito con tales terribles consecuencias no pase desapercibido en la comunidad y, en definitiva, sirva su juzgamiento para dejarlas tranquilas a ellas y a sus allegados, a la par que la enorme reprochabilidad que quepa atribuir a los autores de este episodio de tanta gravedad se refleje en una proporcionalidad y justa penalidad, en el caso de prisión de efectivo cumplimiento.

Hay que insistir en el derecho de las víctimas a obtener una estricta justicia en los casos en que fueron damnificadas. Porque, además, ocurre que la comunidad toda se intranquiliza, cuando se entera, en gran medida por fallos que deben dictarse como en la especie aquí examinada, que el Estado no cumple adecuadamente y con el rigor necesario y pertinente a la naturaleza de un hecho como el que se juzga en estas actuaciones, con su principal misión protectora a través del derecho, ni asegura la inalterabilidad del orden jurídico, ni crea una conciencia de seguridad general que haga posible a todos los habitantes del país el libre desarrollo de su personalidad y de su accionar, en nuestro caso, con elementales garantías de seguridad para la participación en la vida cultural y artística que nuestro país tiene para ofrecer. Lo que implica, en definitiva, el debido control de esa actividad, y, cuando suceden tragedias como la aquí investigada, el serio y legal juicio a los responsables penales con las consiguientes penas de prisión que correspondan”.

Hasta alienta que el voto disidente (disidencia que no alcanza a las responsabilidades y las condenas, sino a detalles) diga con énfasis que “confiamos en que nunca más vuelvan a repetirse estas inmensas tragedias colectivas” y que “esta tragedia es como una herida aún sangrante en la memoria colectiva argentina que se une a la disminución de los derechos y garantías de los ciudadanos que asisten a estos eventos y cuya desaparición ninguna sentencia penal ni ninguna reparación económica futura podrá aliviar desde el dolor inconsolable de los familiares y amigos de las víctimas”. Por eso, el propio David enfatiza que “Que no deje de mencionarse a las víctimas y a sus parientes próximos… Que se recuerde una vez más que un día muchos existieron que hoy ya no existen. Permítasenos esperar que la comunidad internacional hallará, en un momento y en un lugar aún desconocidos, la fortaleza y los recursos para recordar a quienes se extinguieron y ayudar a los que sobrevivieron, mutilados o violados en el cuerpo o en el espíritu” . Ese párrafo se aplica también a la situación que ha creado esta “trampa mortal”. En definitiva, la dura apuesta que significó someterse al Poder Judicial y a sus terribles vicios (recuerden cuando advertíamos que a la Corporación no se la conmovía con marchas, sino peleándole en su terreno), dio frutos. El Poder Judicial ha reconocido que:

- Realizar un recital en el local Republica de Cromañón fue una decisión reprochable penalmente. “va de suyo que de no haberse tomado la decisión conjunta de ofrecer el recital del 30 de diciembre de 2004, el incendio no habría ocurrido” . (del voto del Dr. Hornos)

- Esa decisión de realizarlo fue de Callejeros y por sí misma es imputable penalmente: “la puesta en práctica de la decisión de brindar un recital que concentraría a miles de personas en un recinto cerrado (i.e., el local bailable “República Cromañón”), cuando existía certeza práctica de que se detonarían artefactos de pirotecnia sin control alguno, irremediablemente entrañó por sí misma un riesgo no permitido de incendio peligroso para la vida , siendo ese resultado precisamente la realización del riesgo creado” (del voto del Dr. Hornos). Agregándose que “La imprudencia en su accionar estuvo caracterizada por su conocimiento y aceptación del así llamado “síndrome de riesgo”; esto es, el conjunto de las circunstancias que hacían de la suya, una acción riesgosa en el sentido capturado por el tipo penal del art. 189, 2º párrafo, a saber: el hecho de que el lugar seleccionado para convocar a su público era un recinto cerrado; y que allí se detonarían elementos pirotécnicos sin control alguno. Que del conocimiento y aceptación de esas circunstancias objetiva y reconociblemente riesgosas no hayan sido capaces de comprender el peligro al que estaban sometiendo a los concurrentes es, precisamente, de aquello de lo que se deriva su responsabilidad culposa por el hecho luctuoso que se les atribuye. A su turno, cabe enfatizar que del razonamiento que vengo desarrollando en modo alguno puede extraerse conclusión alguna que implique que cualquier espectáculo masivo en un espacio cerrado será ilícito en el sentido del tipo capturado en el art. 189, 2º párrafo: pero sí, al menos en principio, en aquellos en donde exista certeza respecto del uso de pirotecnia descontrolada, y siempre que el resultado en efecto se produzca como consecuencia de ello”.

- Que la pirotecnia fuese un acto común y que todos lo hacían, no exime de responsabilidad penal a la banda: “es posible que en efecto las normas de cuidado debido se infrinjan infinidad de veces diariamente –al conducir sin respetar la reglamentación de seguridad; al dar para consumo de un bebé productos vencidos; o al llevar adelante un espectáculo masivo en lugares cerrados en donde se detonará pirotecnia de forma descontrolada–. Pero la sociedad jurídicamente organizada –el Estado– no castiga penalmente todas y cada una de esas infracciones, sino que destina sus limitados recursos a hacerlo únicamente en los casos en los que la conducta imprudente causa alguno de los resultados tipificados en la ley. Y cuando el resultado efectivamente ocurre es ciertamente inaceptable cualquier intento de excluir la responsabilidad penal sobre la base de que otros se comportan también imprudentemente de manera análoga y no son penados. En eso consiste precisamente la criminalización del comportamiento imprudente supeditado a condiciones objetivas de punibilidad “. (del voto del Dr. Hornos).

- Callejeros, además, agravó su responsabilidad coimeando: “todos los integrantes de “Callejeros” –quienes participaron de la selección del local con conocimiento de que allí se ingresaría y se detonaría pirotecnia a pesar de que ello se encontraba prohibido, y que los gastos de policía se descontaban de sus propios ingresos– se representaron la posibilidad de que existían gastos destinados a funcionarios policiales y fueron al menos indiferentes respecto de sus fines. Aunque a la postre fue descartada arbitrariamente, se advierte así que el propio razonamiento del tribunal de juicio llevaba a esa conclusión, pues las mismas consideraciones efectuadas en torno de la conducta de Argañaraz eran, como reconoció la Sala III y aquí mostré, necesariamente extensibles al resto de los integrantes del conjunto musical” (del voto del Dr. Hornos). Es que “el dinero abonado a aquellos funcionarios era sacado de las arcas del grupo musical, y más allá de tratarse una suma pequeña o grande, era dinero que luego dejaba de ser percibido por cada uno de sus integrantes por ser los gastos prorrateados entre ellos, de modo tal que no resulta creíble que desconocieran qué sucedía con esas sumas, si justamente aceptaban dejar de percibirlas como “inversión” para que pudieran recaudar muchísimo más con la realización de un recital de forma totalmente irregular”. (del voto del Dr. Gemigniani)

- Los funcionarios tampoco pueden desentenderse de su responsabilidad, sobre todo a partir de las alertas: “debo destacar que el valor de estas “alertas previas” no puede ser minimizado intentando objetar que algunas de las actuaciones citadas no refieren específicamente a cuestiones relacionadas con la prevención de incendios (así, por ejemplo, las relativas a la permanencia de menores en horarios prohibidos), pues independientemente del objeto concreto de cada una de ellas, el patrón común que se desprende de su cotejo global revela el grado de anomia en el que el sector desarrollaba sus eventos, y la correlativa virtual ausencia de toda actividad de policía por parte de los órganos competentes de control estatal, a pesar de los múltiples y sostenidos llamados de atención que recibían de una pluralidad de fuentes “. (del voto del Dr. Hornos).

- Menos a partir del desconocimiento, y cito en extenso por la elocuencia de los párrafos: “Y, justamente, sus defensas argumentan, a mi entender, la peor de las justificaciones. Es que no pueden escudarse en que ni siquiera conocían República de Cromañón. Es que de esta manera caeríamos en el error de premiar a los funcionarios públicos por su mala gestión: mientras peor hayan realizado su labor, mejor les vendría a la hora de analizar su responsabilidad. Si en su órbita de trabajo debía impedirse que un local en las condiciones en que se encontraba Cromañón funcionara a efectos de dar un recital masivo –por supuesto sin habilitación para ello, ni siquiera para funcionar a los fines que correspondían-, ¿Por qué los eximiríamos de responsabilidad en el caso de que no conocieran su existencia, si estaba o no habilitado, si tenía o no vencido el certificado de bomberos? Por qué deberíamos detenernos a analizar estrictamente cuánto sabían de las condiciones del lugar, en qué caja guardaron las actuaciones correspondientes a la denuncia de Alimena, si leyeron o no la nota del Diario Clarín, o si, por casualidad alguien les comentó que una banda de rock ¡daría un recital en un boliche sin habilitación!. Pues es tan responsable el que no realiza la conducta debida pudiendo hacerlo, como el que debía conocer para así evitar, y sin embargo no lo hizo. Es que la actividad de los funcionarios públicos sostiene la vigencia de los derechos de los ciudadanos, y entre ellos se encuentra el derecho a la seguridad, en toda actividad que dependa de la autorización estatal para funcionar. Quien desee ascender al Aconcagua habrá de soportar por sí solo y personalmente, los riesgos que esa actividad conlleva para su integridad física, y para su vida. Por el contrario, quien desee asistir a cualquier evento que reclama autorización estatal, debe poder confiar en que el Estado, que es quien ha autorizado el evento, le habrá de garantizar la seguridad en el desarrollo del mismo. El incendio en República Cromañón no ha sido un suceso natural, esto es, un suceso que puede explicarse atribuyendo su acaecimiento a fortuitas e incontrolables fuerzas naturales. Se trata de un hecho cuyo acaecimiento sólo ha sido posible merced a una gravemente defectuosa fiscalización estatal de las condiciones de seguridad, esto es, un evento que sin el incumplimiento de los deberes de fiscalización a cargo de los aquí condenados, no habría sucedido”. (del voto del Dr. Gemigniani).

- La responsabilidad de los funcionarios tiene tal entidad, que a su respecto no cabe plantear defensas de prescripción: “En consideración a la características específicas de los hechos en los que se encuentran involucrados funcionarios públicos, y el marco normativo que se corresponde con el especial tratamiento de esos hechos, constituye una grave afectación al derecho constitucional a la seguridad-legalidad, la normativa que impone disponer la prescripción de los hechos en los que se encuentran involucrados, como se dijo, funcionarios públicos”. Consecuentemente, “entiendo que las razones que fundamentan la extinción de la acción penal por prescripción de los delitos en los que el Estado no ha podido investigar y sancionar eficazmente a sus eventuales responsables en un tiempo prudencial, resultan incompatibles -al menos- con aquellos casos en que los delitos fueron cometidos por quienes justamente pertenecen a ese sistema que fracasó en su persecución, esto es, a los funcionarios públicos” (Del voto del Dr. Gemigniani).

- Y también ha reconocido desde el Juicio Oral y sin que luego fuera jamás cuestionado, que en el local jamás existió una guardería.

En suma, creo que era necesario resaltar estas puntualizaciones, al final del camino: hemos obtenido un resultado profundamente legítimo (en todo el sentido de esta palabra). Es lo que queda y que debiera ser transmitido a la Sociedad , mas allá de cuando Callejeros vuelva a la cárcel: eso es pasto mediático. La cobardía de una banda que se esconde detrás de una guitarra eléctrica, no debe acallar la contundencia de las conclusiones de la sentencia.

"Al final, luego del camino que hemos recorrido, una brisa sopla hacia nuestros hijos".

Disculpen la extensión.
Un abrazo.

Dr. José Iglesias
Padre de Pedro Tomás Iglesias
Presidente de QUE NO SE REPITA
Asociación Civil.

Publicado en Novedad  | Leer Más

Enviado por cb el Mar, 2015-09-22 06:31